Georgina Rodríguez se lleva a sus 'peques' a montar a caballo

La modelo pasó una mañana en el hipódromo con los niños, que se acercaron a acariciar a los caballos

Georgina Rodríguez ha aprovechado al máximo su reciente visita a Madrid, donde no solo ha cumplido con algunos compromisos sino que además ha tenido tiempo para disfrutar de los suyos. Su periplo comenzó con una visita a la clínica de trasplantes capilares que montó Cristiano Ronaldo en la capital, en la que la acompañó el futbolista antes de regresar con sus compañeros para saltar al terreno de juego. Negocios y una cita solidaria, pues la modelo visitó la Fundación Esfera, donde conoció en primera persona la labor que hacen. “¡No he podido ser mejor recibida! Estoy feliz y emocionada. Quiero agradecer a los trabajadores de esta fundación su gran labor, que como dicen ellos ‘es duro y muy gratificante al mismo tiempo’. Tenemos que estar para los que lo necesitan realmente” señaló, además de contar que de vez en cuando les envía algún dulce.

Georgina RodríguezVER GALERÍA

Georgina RodríguezVER GALERÍA

En este viaje la han acompañado los pequeños de la casa que, como es costumbre, protagonizaron todo tipo de divertidas anécdotas. En un divertido vídeo, Georgina muestra cómo Mateo ayuda a su hermana Alana a abrocharse un botón de la chaqueta y cómo esta se lo agradece con un beso. Es un momento muy tierno, pues Mateo repite la palabra “más” como pidiendo más besos, ante las risas de sus hermanas. Lo más curioso es que cuando Eva también se acerca para darle un beso, el niño se pone serio y dice que no quiere. ¡Están para comérselos!

Loading the player...

Fue con ellos con quienes Georgina pasó un rato en el hipódromo de la Zarzuela, recorriendo sus instalaciones y “jugando” con los caballos. “¡Qué linda mañana hemos pasado! Ellos y su amor por los animales” escribe la modelo, mostrando algunas de las fotos que tomaron. Además de acariciar algunos ejemplares, Alana se subió a lomos de uno de ellos, una preciosa fotografía que ha encantado a los seguidores de Georgina. Unos días que, sin duda, quedan ya para el recuerdo.

Más sobre