Un altercado doméstico provoca que Britney Spears pierda la custodia compartida de sus hijos

El exmarido de la artista ha modificado oficialmente el acuerdo que tenían, por lo que ahora la artista pasará solo un 10% del tiempo con sus hijos, tras un incidente entre el padre de Britney, Jamie, y el hijo de esta, Sean

Un reciente altercado en casa de Britney Spears ha supuesto un nuevo revés para la artista en lo referente a la custodia de sus hijos. Tal y como ha explicado Mark Kaplan, reconocido abogado de familia que representa a Kevin Federline, exmarido de Spears, hace unos días el padre de la intérprete, Jamie, se enfrentó al hijo de esta, Sean. A raíz de lo ocurrido, Federline se presentó ante la policía acusando a su exsuegro por este altercado físico y con la intención de pedir una orden de protección para sus hijos. El letrado explicó que finalmente ellos no había continuado con el proceso, debido a que supo que el abogado de Britney se estaba encargando del tema. El padre de Britney habría zarandeado a su nieto Sean, de 13 años, frente a su hermano, Jayden, de 12 años, momento tras el que la intérprete habría sacado a sus hijos de casa. “Britney hizo lo correcto y se llevó a los niños fuera de allí” explicó Kaplan.

><img alt=VER GALERÍA

Sin embargo, las cosas no se han quedado ahí. Preocupado por el bienestar de sus hijos, Kevin Federline presentó el pasado 28 de agosto una petición para modificar el acuerdo de custodia que tenía con su exmujer. Hasta ahora, se estipulaba que los niños repartieran su tiempo al 50% entre sus padres, aunque, en la práctica y desde hace cerca de un año, tal y como señala Kaplan, pasaban casi el 90% del tiempo con su padre y un 10% con su madre. El nuevo acuerdo se ha hecho oficial, tal y como confirmó People, y las visitas de Britney, al contrario de lo que se ha dicho, tendrán que ser todavía supervisadas. “La custodia sigue siendo supervisada” afirma Kaplan.  

><img alt=VER GALERÍA

Pese a todo lo ocurrido, el letrado añade que Federline quiere que sus hijos sigan en contacto con su madre. “Es importante para Kevin que, pese a lo ocurrido, los niños sigan teniendo una relación continuada con su madre”. Una fuente cercana a Britney aseguró a People recientemente que la cantante se encuentra bien, después de haber comenzado el año con algunas dificultades, lo que la llevó a ingresar en un centro de recuperación para someterse a un tratamiento de “bienestar integral” y afrontar así los problemas de salud que tenía su padre. Por este motivo, en el mes de enero, suspendió las actuaciones que tenía programadas.

Aunque Kevin Federline y Britney Spears acordaron cuando se separaron compartida la custodia de sus hijos, el bailarín pidió poco después la custodia total de Sean Preston, de 22 meses, y Jayden James, de 10 meses, debido al desconcertante comportamiento de la artista –recordemos el ingreso de Britney en una clínica de desintoxicación en 2007, tras sufrir una importante crisis-. El acuerdo se fue modificando con el tiempo hasta que ambos compartieron de nuevo la custodia de los menores, una situación que ahora cambia de nuevo.

Más sobre