Shaila Dúrcal confiesa que sufrió bullying y recuerda emocionada a su madre

La cantante ha abierto las puertas de su casa a Bertín Osborne y se ha sincerado sobre algunos de los episodios más duros de su vida

Con la dulzura y la naturalidad que le caracteriza, Shaila Dúrcal no ha dudado en abordar los aspectos más duros de su vida en una sincera entrevista en Mi casa es la Tuya concedida a Bertín Osborne en Houston, donde vive con su marido, Dorio, y la hija de éste. La hija de la fallecida Rocío Dúrcal, que el año pasado tuvo que superar el duro trance de perder parte de su dedo índice derecho, ha hablado de las secuelas del accidente y de algunos de los momentos más duros de su vida, como la pérdida de su madre Rocío Dúrcal.

shaila2VER GALERÍA

“Desde que se fue lloro diferente. Se me caen las lágrimas como un río”, confiesa Shaila que sobre la pérdida de su madre cuando ella tenía 26 años. “Se desmoronó todo, porque es que se va un pilar. En una casa si le quitas el que sostiene todo, se tambalea… estábamos pasando todos con un dolor que no se puede explicar”, recuerda visiblemente emocionada la cantante, en alusión a los desencuentros que tuvo posteriormente con sus hermano a causa de la herencia y a los problemas de su padre, Antonio Morales. Sin embargo, recuerda que tuvo la oportunidad de hablar con Rocío antes de su fallecimiento y pudo acompañarla en sus últimos momentos.

shaila1VER GALERÍA

La vida de Shaila se 'rompió' justo cuando más tiempo tenían madre e hija para estar juntas, ya que la reina de las rancheras había pasado su vida viajando constantemente por su profesión. La intérprete de Convénceme recordó también en la entrevista algunos de los momentos más difíciles de su infancia, cuando era una niña introvertida que aspiraba a cantar como su madre. A pesar de contar con la mejor maestra para cumplir su sueño, su paso por el colegio no fue fácil debido al bullying al que le sometían sus compañeros: “Se metían con mi peso, eso me acompañaba todo el rato, es una época difícil, mis padres viajaban mucho, batallaba con el azúcar, y me gustaba comer cosas que no debía, tengo poca fuerza de voluntad”.

Ya superados todos los complejos, y con una nueva fortaleza adquirida tras cada uno de los obstáculos superados, Shaila ha hablado también en la entrevista del desafortunado accidente que le costó la amputación de parte de su dedo índice. "Cometí una gilipollez y estoy trabajando en la rehabilitación porque no puedo cerrar bien la mano", ha explicado sin querer entrar en detalles sobre las circunstancias en las que se produjo el percance. Y Shaila también ha hablado sobre su cambio físico: "He dejado de fumar y he engordado 20 kilos", aunque asume de forma muy positiva: "Me da igual. Lo gano en salud".

Shaila Dúrcal saca el lado positivo a su accidente

Más sobre