Sara Carbonero hace realidad uno de sus sueños

La periodista ha compartido lo feliz que le ha hecho recibir esta gran noticia

Es un sueño cumplido para ella. Sara Carbonero ha recibido una gran noticia y ha querido compartir su felicidad con sus incondicionales. Comenzó contando que tenía previsto un viaje a Tanzania en el mes de julio, pero que “la vida ha querido que en esta ocasión tampoco haya podido llevarlo a cabo como ya le pasó en octubre”, a pesar de que llevaba soñándolo mucho tiempo. “Así que la noticia llegó en forma de llamada y no pude más que emocionarme al saber que el Patronato de Unicef había aprobado mi nombramiento como Embajadora de Unicef Comité Español” relata la periodista. Entonces añade un cariñoso agradecimiento a los que han confiado en ella para esta tarea. “Dicen que el agradecimiento es la verdadera sonrisa del corazón y hoy el mío tiene muchos motivos para estar feliz. Me siento inmensamente agradecida y con una gran responsabilidad” asegura.

Sara CarboneroVER GALERÍA

“A todos aquellos que formáis parte de Unicef quiero daros las gracias por vuestra generosidad al dejarme formar parte de esto, por el respeto, amor y cariño que dais a los niños, nuestro futuro, por la ilusión que ponéis en cada uno de vuestros proyectos, por dar luz y mostrar otras realidades menos bonitas y en definitiva por dejaros la vida en mejorar la de los niños de todo el mundo, que tanto nos necesitan. Desde aquí me comprometo a seguir ayudando y que caminemos de la mano con paso firme para cambiar el mundo” concluye. Acompaña estas palabras de varias fotografías que hizo durante su viaje solidario a Senegal, también de la mano de Unicef, en 2017. Recuerdos que guarda de una experiencia mágica que podrá repetir aportando su granito de arena para mejorar la vida de millones de niños.

Sara CarboneroVER GALERÍA

Han sido muchísimos los mensajes de enhorabuena que ha recibido de amigos y compañeros que reconocen esta oportunidad y reconocimiento. Esta alegría llega en una etapa complicada para la periodista y su familia, que han afrontado varios problemas de salud con entereza en los últimos meses. Mientras que Iker Casillas regresaba recientemente a los entrenamientos con su equipo, el Oporto, tras el infarto que sufrió el pasado mayo, Sara, como señaló su compañero David Cantero, sigue un tratamiento tras ser operada de un cáncer de ovario. La familia ha contado con todo el cariño de los suyos en estas semanas.

Más sobre