Las fotografías oficiales de la boda religiosa de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam

La pareja ha celebrado un segundo enlace en la la abadía Sainte-Marie de Pierredon, situada en Saint-Rémy-de-Provence

Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam han revalidado, esta vez ante el altar, el 'sí quiero' que ya se dieron en una gran boda de tres días el pasado 1 de junio. Si por aquel entonces, la hija de Carolina de Mónaco ya había deslumbrado con dos diseños de Yves Saint Laurent y de Chanel, el modelo romántico y bohemio que ha lucido en esta ceremonia religiosa ha conquistado a todos. Los dos de blanco se miran acaramelados en las primeras imágenes oficiales ofrecidas por Palacio.

boda-carlotaVER GALERÍA

Para esta segunda celebración en la localidad francesa de Saint-Rémy-de-Provence, Carlota de Mónaco ha optado por un diseño más clásico que los que lució para la ceremonia civil de hace un mes. Con volantes, y un falso escote bardot, el bucólico vestido con el que dijo dio el segundo 'sí quiero' al productor de cine iba coronado por un velo hasta el final de la espalda. Mención aparte merece el ramo, que consistía en un ramillete de lavanda, la planta típica de la Provenza, que ha tenido un protagonismo especial en este enlace. En otra de las imágenes oficiales, la pareja da rienda suelta a la pasión y con el arroz aún cayendo a la salida de la abadía el fotógrafo ha inmortalizado el romántico beso con el que los recién casados han sellado, por partida doble, su amor.

Saint-Rémy-de-Provence: un lugar de recuerdos para la familia Grimaldi

boda-carlota2VER GALERÍA

A pesar de la discreción con la que han querido celebrar su enlace los novios, ha sido inevitable que las redes sociales filtrasen algunos detalles de la celebración, que tuvo lugar en la propiedad que Carolina de Mónaco tienen en este municipio de la Costa Azul francesa, como por ejemplo la espectacular carpa decorada con luces, fuentes y guirnaldas donde culminó la fiesta el sábado. Este domingo, las celebraciones continuaron y aunque no hemos podido ver a muchos invitados, sabemos que el dress-code pedía vestir un estilo bohemio, en línea con el deslumbrante modelo de la novia, tal y como rezaba en las invitaciones. 

La romántica celebración de boda de Carlota Casiraghi

Si de algo ha estado plagada esta segunda boda ha sido de homenajes a su madre, empezando por la fecha. El 29 de junio, pero de 1978, fue también el día escogido por Carolina para contraer matrimonio con Philippe Junot, su primer marido. Además, el lugar escogido tiene un significado especial para la novia, pero sobre todo para su madre, ya que tras la muerte de Stéfano Casiraghi, padre de Carlota, Andrea y Pierre, la familia se trasladó a Saint-Rémy-de-Provence, donde superaron el dolor de su pérdida y comenzaron un nuevo capítulo de su vida. Ya en la ceremonia civil del 1 de junio, Carlota de Mónaco hizó un guiño a su madre con su posado en un balcón del Palacio Grimaldi, el mismo en el que sus padres protagonizaron una imagen similar años atrás.

Loading the player...

Saint-Rémy-de-Provence: un lugar de recuerdos para la familia Grimaldi

Más sobre