Así ha despertado Mónaco para celebrar el 'sí, quiero' de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam

La pareja se dará el 'sí quiero' en un enlace que promete seguir las tradiciones de los Grimaldi

Es sin duda la boda del año en Mónaco. Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam se dan hoy el “sí quiero” en el emblemático palacio Grimaldi, que se despereza a la luz del sol que ya ilumina el enclave Mediterráneo. En un escenario inigualable, bañado por el aroma del mar, Carlota y Dimitri unen sus caminos poniendo así un the end feliz a su historia de amor. Aún no ha comenzado el verano, pero hoy gozan de una estupenda temperatura que ronda los 22 grados, así que los vestidos primaverales son bienvenidos. A buen seguro que es la elección preferida por los invitados que acompañen a los novios en su enlace civil, que se celebra en los salones del palacio. Siguiendo la tradición familiar, Carlota y Dimitri se van a unir en una ceremonia que se celebra en el salón del Trono o en el llamado de los Espejos, la elección más probable.

MónacoVER GALERÍA

Allí se harán promesas de fidelidad, apoyo y lealtad ante sus allegados, que después celebrarán con ellos su amor. Andrea y Pierre también tuvieron una ceremonia civil, seguida por un almuerzo en palacio y continuaron luego con sendas fiestas nocturnas, en el Sporting de Invierno de Montecarlo y el Hotel de Francia, respectivamente. Carlota y Dimitri han mantenido, es algo habitual en los hijos de Carolina, la discreción con respecto a los detalles de su gran día, pero se espera que sigan los mismos pasos, convirtiendo su boda en un maratón de fiestas y reuniones. Todo es poco para brindar por la nueva etapa que comienza.

MónacoVER GALERÍA

Lo hará así la familia de los novios. La princesa Carolina y su buena amiga, la actriz Carole Bouquet, verán cómo sus hijos afianzan su relación y asistirán además, así se espera, al bautizo de su nieto Balthazar, de siete meses. En la fiesta posterior bailarán al ritmo del grupo Alessandro Ristori & The Portofinos, una popular banda italiana cuya música incluye canciones de la década de los 60 y los 70. Alessandro, su líder, ha explicado en Di•Lei, que sus modelos a seguir son artistas de la talla de Celentano, Elvis Prestley o Dean Martin. El conjunto ha actuado ya en otros eventos de la realeza como el enlace de Dushan de Serbia y mantiene un vínculo especial con la familia de Carlota. Alberto de Mónaco ha estado en varias de sus actuaciones y los contrató para su cumpleaños. Beatrice Borromeo es además una de sus principales seguidoras y consiguió que actuaran el Baile de la Rosa, el evento monegasco por excelencia.

Entre los asistentes a esta celebración se espera, claro, a los hermanos Casiraghi y los primos de la novia -Pauline y Louis Ducruet y Camille Gottlieb-. También a miembros de su círculo íntimo, como Eugenie Niarchos-nieta del magnate griego Stavros NiarchosMargherita Missoni -heredera de la casa de moda-, Bianca Brandolini -novia de Lapo Elkan, heredero del imperio Agnelli-. Precisamente Eugenie Niarchos y Bianca Brandolini han sido de las primeras en llegar. Familiares y amigos formarán parte de un álbum de recuerdos que se abre hoy en el Principado, ya preparado para vivir de nuevo la emoción del amor.

Más sobre