Iker Casillas, ingresado de urgencia tras sufrir un infarto

El futbolista ha sido hospitalizado y ya se encuentra fuera de peligro

Iker Casillas ha sufrido un infarto mientras entrenaba con su equipo de futbol, el Oporto FC. Según ha confirmado el club en un comunicado oficial, el portero fue trasladado de urgencia al hopital CUF de la ciudad lusa, donde permanece ingresado aunque ya se encuentra fuera de peligro después de que le practicasen un cateterismo. A pesar de que no se teme por su vida y se encuentra "estable", el deportista no volverá a jugar en lo que queda de temporada. 

iker2-gettyVER GALERÍA

El futbolista se sintió indispuesto esta mañana tras el entrenamiento en el Centro de Formación Deportiva Portogaia en El Olival, lo que hizo saltar las alarmas entre sus compañeros y el equipo técnico. El periodista portugués Nuno Luz ha relatado en el programa Sálvame, que los primeros en atenderle fueron los médicos del club que decidieron derivarle al centro hospitalario. Fue allí donde confirmaron que había sufrido agudo un infarto de miocardio. El comunicado oficial señala que "está bien, estable y con el problema cardiaco resuelto".

iker2-gtresVER GALERÍA

Sus seguidores no han tardado en enviarle mensajes de ánimo y desearle mucha fuerza en estos duros momentos, en los que, sin duda, contará con el apoyo de su mujer Sara Carbonero y sus dos hijos. Cuando ocurrieron los hechos, la presentadora se encontraba en Tarifa rodando una nueva entrevista para su sección en Deportes Cuatro. A los pocos minutos de saltar la noticia, el mostoleño se convirtió trending topic y numerosos rostros conocidos le transmitieron su cariño a través de las redes sociales. La periodista Ana Pastor ha deseado "Fuerza y ánimo a Iker Casillas y familia". También deportistas como Rafa Nadal le enviaron "un abrazo enorme" lleno de energía positiva o Rudy Fernández, que expresó sus buenos deseos a través de unos emoticonos rogando por su recuperación.

iker-gtresVER GALERÍA

Iker Casillas tiene 37 años y hace tan solo unos meses renovó su contrato con el Oporto por una temporada más, después de los buenos resultados cosechados en la última. El futbolista y su mujer se trasladaron con sus dos hijos a la ciudad portuguesa hace cuatro años, tras su fichaje por el club de los dragones. Desde entonces, y apesar de que están muy integrados y disfrutan de una gran vida social en el país vecino, viven a caballo entre su tierra y Portugal.

Sara Carbonero recibe la noticia del infarto de Iker Casillas en España

Más sobre