La exmujer de Michael Jackson reconoce que sus hijos, Prince y Paris, no son del cantante

Debbie Rowe, segunda mujer del artista, ha revelado que el matrimonio nunca mantuvo relaciones

Desde que se publicase el controvertido documental sobre la vida de Michael Jackson, las noticias acerca de su faceta personal no han parado de sucederse. La última en hablar ha sido Debbie Rowe, segunda mujer del cantante, quien ha admitido que los dos hijos del artista fueron fruto de una inseminación artificial. En una entrevista realizada tras la muerte del intérprete de Thriller, la mujer admite que nunca mantuvo relaciones sexuales con el artista y que la "fecundaron". "Tal como se fecunda a las yeguas para que se reproduzcan. Fue algo muy técnico", recoge el diario The Sun.

La madre de Prince y Paris  destaca además que Michael Jackson no es el padre biológico de los niños, pues se utilizó a un donante para ello. De hecho, a lo largo de estos años, el actor británico Mark Lester ha confesado en multitud de ocasiones que el rey del pop le pidió ayuda para concebir a sus dos primeros hijos.

michael-jacksonVER GALERÍA

"Michael era un hombre divorciado, solitario y que quería tener hijos. Yo fui la que le dijo: 'Yo tendré a tus hijos'. Le ofrecí mi vientre, fue un regalo. Fue algo que hice para que fuera feliz", confiesa Rowe. "Michael lo hacía todo. Yo no me esforzaba por ser madre. No cambiaba pañales, no me levantaba en mitad de la noche. Incluso si yo estaba, Michael lo hacía todo".

Debbie Rowe y Michael Jackson se casaron en noviembre de 1996 en Sidney, Australia. Ambos se conocieron en el consultorio de dermatología del doctor Arnold Klein, donde Jackson recibía tratamiento y ella trabajaba como enfermera. Tres meses después de pasar por el altar, llegaba al mundo Prince y, solo un año después, Paris, aunque el matrimonio ponía punto y final a su relación en 1999. 

michael-jackson2VER GALERÍA

Rowe renunció a sus derechos sobre los pequeños, aunque un tribunal de apelación desestimó su petición, por lo que la ex pareja llegó a un acuerdo fuera de los tribunales por el que el artista obtenía la custodia total de los niños. Entonces Rowe declaró: “Son sus hijos, los tuve por él. No habrían nacido si no hubiera sido por mi amor por él. Lo hice para que se convirtiera en padre, no para convertirme yo en madre”. Sin embargo, en el año 2009 Rowe comenzó una nueva batalla judicial contra la madre del cantante, Katherine Jackson, sobre la custodia de los pequeños a pesar de que el artista había expresado en su testamento el deseo de que su madre se ocupara de criar a sus hijos si fallecía. En este tiempo, Rowe ha visto a sus hijos en contadas ocasiones y su relación ha estado llena de subidas y bajadas. 

Más sobre