PRIMICIA: Marisa Jara vuelve a ser operada

La modelo fue intervenida el pasado mes de octubre por un túmor maligno en el estómago y en esta ocasión le han extirpado un mioma en el útero con 'crecimiento excesivo'

Cinco meses después de ser intervenida de un tumor en el estómago, Marisa Jara ha vuelto a pasar por el hospital para extirparle un mioma en el útero, que le producía muchos dolores. Según ha podido saber HOLA.com, la operación quirúrgica, que se ha producido hoy, ha sido un éxito y la modelo se encuentra bien. A finales de enero se conoció que la sevillana tendría que volver a pasar por el quirófano próximamente por un pólipo en el útero con un "crecimiento excesivo". Lo que por el momento desconoce es si esta última operación afectará a sus planes de maternidad, algo que descubrirá tras pasar los controles tumorales que tiene previsto para el próximo mes de abril.

PRIMICIA: Marisa Jara se encuentra bien tras su segunda operación en tres mesesVER GALERÍA

Energía positiva no le ha faltado y la diseñadora de joyas compartía hace tan solo una semana a través de su perfil personal en las redes sociales una imagen mientras le realizaban las pruebas preoperatorias para su "próxima batalla". Con multitud de parches que miden las constantes vitales pegados en el pecho, Marisa Jara se hacía un selfie para demostrar que, según sus propias palabras, "la actitud no se negocia". En la última publicación de la maniquí, hecha hoy mismo, anuncia que forma parte de una nueva agencia de modelos, pasando por alto su intervención por la que hace algunos días le preguntaban sus seguidores sin obtener respuesta.

PRIMICIA: Marisa Jara se encuentra bien tras su segunda operación en tres mesesVER GALERÍA

El pasado 8 de octubre, Marisa Jara acudía a la Fundación Jiménez Díaz para someterse a una prueba ginecológica y comenzar el tratamiento de inseminación artificial, pero le descubrieron un tumor maligno y se lo extirparon con urgencia.  "Querer ser madre me ha salvado la vida", explicaba días después la sevillana a la revista Lecturas. Tres meses después, reconocía estar "muy recuperada y contenta por la oportunidad que la vida me dio de estar aquí sana". "Es una operación muy dura. Tienes que estar fuerte de mente, como en cualquier intervención en la que te abren entera, pero lo más importante es la actitud de cada uno y confiar en los médicos", confesaba a través de sus stories de Instagram. Y actitud no le falta. De hecho, en marzo empezará un tratamiento con láser para disimular la cicatriz de su torso, la cual no tuvo miedo a mostrar sólo días después de pasar por quirófano. 

Más sobre

Read more