Kiko Rivera habla arrepentido de sus problemas económicos, por los que no pudo ayudar a su madre

'Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler', reconocía el hijo de la tonadillera en el confesionario de 'GH Dúo'

No cabe duda de que Kiko Rivera está abriendo su corazón en la casa de Guadalix. Tanto es así que, después de compartir públicamente al inicio de GH Dúo que tuvo adicción a las drogas, el DJ ha continuado confesando lo que ha sufrido lo largo de todos estos años y ha explicado cómo este problema afectó gravemente a su situación económica. Esta nueva confidencia comenzó cuando Jorge Javier Vázquez llamó al confesionario a Kiko e Irene para comentar con ellos algunos 'secretos'.

Kiko Rivera e Irene RosalesVER GALERÍA

Además del hijo de Isabel Pantoja, Irene también está abriéndose con sus compañeros de la casa. La esposa del hijo de la tonadillera ha asegurado que Kiko ha cambiado muchísimo a lo largo de los últimos meses, que ha experimentado una transformación de 180 grados. "A mí me ha sorprendido desde hace ocho meses, porque piensas: Dios mío, lo que son la cabeza y los vicios, que te trastornan y te cambian por completo", confesaba a María Jesús. "Yo sabía que al empezar con Kiko lo primero que me iban a hacer era un 'análisis' y que iban a decir que estaba por dinero. Es normal que lo piensen si todas las que se han acercado a Kiko han acabado sentándose en un plató. Si Kiko y yo lo tuviésemos que dejar jamás me sentaría en un plató a hablar mal de él porque no es algo que vaya conmigo. Él vive de su imagen, yo no. Yo intereso porque estoy con él", continuó Irene, rememorando sus inicios con el cantante. "Hemos tenido épocas en las que hemos estado muy mal de dinero. Cuando él se puso malo ninguno de los dos trabajábamos y yo podría haber dicho: me voy a un plató", contó la sevillana, quien explicó que la pareja había tenido que pasar por un bache económico.

Kiko Rivera e Irene RosalesVER GALERÍA

"He malgastado muchísimo dinero. Muchas veces no hemos podido ni pagar el alquiler de la casa y ha sido cuando mi madre me ha ayudado", reveló Kiko, que se echó las culpas de estos problemas económicos de la pareja. "El día en el que me arrepentí de todo lo que he malgastado en mí fue cuando mi madre estaba donde estaba y hacía falta un dinero. Yo lo tenía y me lo gasté. Ese día fue uno de los peores de mi vida. Pensaba: '¿Qué carajo he hecho con mi vida?'. Ahora que alguien mío, alguien de mi sangre, necesita eso y yo lo he tenido y me lo he gastado en otra gente y en mí para cosas malas", confesaba el artista, quien aseguraba que eso le va a doler "hasta el fin de los días".

No obstante, la pareja ha asegurado que en ningún momento se han sentido solos y que han contado con el apoyo de amigos y familiares para superar esos malos momentos. "Kiko ha aprendido a valorarlo todo y ahora es súper consciente de la importancia de gastar dinero", concluyó Irene, asegurando que no guarda ningún tipo de rencor a su pareja por haber malgastado el dinero en el pasado.   

Más sobre

Read more