Rami Malek revela la inesperada conexión entre Diana de Gales y Freddy Mercury

El actor de Bohemian Rhapsody ha recordado una sorprendente anécdota en los Premios del Sindicato de Actores Norteamericano

Rami Malek está viviendo momentos de gloria tras su magistral interpretación de Freddy Mercury en Bohemian Rhapsody, que le ha valido una nominación a los Óscar. Como uno de los actores más buscados del momento, la prensa ha querido charlar con él durante la alfombra roja de los Premios SAG, que concede el Sindicato de Actores Norteamericano y que también ha reconocido su interpretació en la cinta. El intérprete ha recordado algunas de las anécdotas que más le impactaron de la estrella de Queen. Una de ellas tiene que ver nada más y nada menos que con la princesa Diana de Gales.

freddyrami-gtresVER GALERÍA

“Una vez me contaron que (Freddy Mercury) se llevó a la princesa Diana y la disfrazó como un hombre para ir con ella a un bar y asi´poder disfrutar de su momento de diversión sin que nadie se diese cuenta de que estaba allí”, relató el actor en declaraciones a la revista People. No obstante, Malek no quiere dar todo el crédito a algo que no sabe con certeza por lo que matizó: “No sé si es verdad. Podría ser una leyenda urbana”.

Lo cierto es que la actriz Cleo Rocos ya revela esta misma anécdota en un libro reeditado en 2013 sobre la amistad entre la princesa y el cantante. Además de la noche en la que se travistió para disfrutar del anonimato en un bar, la intérprete cuenta además más detalles de aquella escapada como que estaban bebiendo champán juntos mientras veían la popular serie Las Chicas de Oro cuando Diana de Gales se interesó por un bar gay que frecuentaba el artista y Freddy se ocupó de buscarle el outfit adecuado para el local.

freddydi-gettyVER GALERÍA

freddy-gettyVER GALERÍA

El libro, según recoge la edición británica de la revista ¡HOLA!, también cuenta que una vez en el bar, los dos reían como dos adolescentes haciendo travesuras y ella pidió un vino blanco y una cerveza y al completar su hazaña se miraron triunfantes y exclamaron: “¡lo conseguimos!”. Después de 20 minutos abandonaron el local ya que temían que finalmente alguien acabara por reconocer a la princesa. Sin duda una anécdota que, aunque nunca podrán confirmarla los interesados, está a la altura de dos iconos de nuestro tiempo tan diferentes como Diana de Gales y Freddy Mercury.

Más sobre