Joaquín Prat habla con orgullo de su retoque estético

El presentador ha contado su experiencia y ha mandando un sincero mensaje a la audiencia

Ha sido una de las decisiones más acertadas que ha tomado en la vida en cuanto a su físico se refiere y no tiene reparos en reconocerlo. Joaquín Prat aprovechó este jueves un reportaje sobre los peligros de someterse a retoques estéticos de bajo coste en países como Turquía para compartir directamente con sus compañeros y con la audiencia su propia experiencia en El programa de Ana Rosa

Joaquín PratVER GALERÍA

Orgulloso, el presentador no tuvo problema en reconocer que ha sido una de sus decisiones más acertadas a la hora de mejorar su aspecto y mantener una buena autoestima. Como el de muchas personas, el complejo que tenía Joaquín estaba relacionado con las temidas entradas y la falta de pelo en la zona superior de la cabeza. Durante el debate sobre las negligencias en el mundo de las operaciones de injertos capilares, el comunicador ha querido dar testimonio de su experiencia para animar a la audiencia a que elija siempre a especialistas de confianza.

En ¡HOLA!, las fotos que demuestran que Joaquín Prat y Yolanda Bravo siguen juntos

En su caso, explicaba que no viajó a Turquía -uno de los destinos favoritos para realizarse ese tipo de retoques por su bajo coste- sino que se puso en manos de un centro especializado en Madrid. "Lo barato sale caro", sentenciaba. A pesar de eso, reconocía que "no todo el mundo puede costearse una operación que a veces sale dos o tres veces más caro que allí". Eso sí, antes de tomar la decisión de someterse a operación, recurría a "una especie de arquitectura capilar cada vez que salía de la ducha o me dejaba el pelo largo para taparme los huecos", confesaba.

Fue en el año 2017 cuando, aprovechando que había perdido una apuesta en el programa de Telecinco sobre la supuesta paternidad de Salvador Dalí, permitió que le raparan la cabeza en directo. Después de ese momento televisivo se sometió a la cirugía estética capilar.  Ahora, el presentador luce con orgullo una melena tupida y con mucho volumen.

Más sobre

Read more