Raúl de Molina intenta encender el árbol de Navidad de 'El Gordo y la Flaca' al estilo Rockefeller Center

Raúl de Molina se inspiró en el encendido del árbol de Rockefeller Center para llevar la Navidad al estudio de 'El Gordo y la Flaca'

Diciembre está por empezar y, con adornos navideños por todos lados, Raúl de Molina y Lili Estefan no quisieron quedarse atrás con las decoraciones del set de El Gordo y la Flaca. Contagiados con el espíritu festivo de fin de año, los presentadores hicieron su propio encendido del árbol de Navidad, muy al estilo del tradicional espectáculo de Rockefeller Center, que tuvo lugar la noche del miércoles ante miles de personas en Nueva York. Imaginando la fría velada en la Gran Manzana, Raúl se aproximó al pino del estudio para encender las lucecitas multicolor y dar paso a una broma que desató la risa de Lili cuando su compañero no podía cumplir con la tarea.

Raúl de Molina y Lili EstefanVER GALERÍA

Aunque todo estaba listo para que el conductor sólo conectara los cables del árbol y dar el banderazo de inicio de las fiestas navideñas en el estudio, no fue algo sencillo. Raúl parecía no encontrar la forma correcta de conectar las extensiones y mientras sus compañeros y los televidentes esperaban a que se iluminara el pino, Raúl no lograba que las clavijas encajaran de forma correcta. "Esperen, que Raúl no es muy handie", dijo en broma Lili mientras su amigo hacía un intento más.

Notas relacionadas:

- Convertido en Elvis, Raúl de Molina se divierte en Las Vegas con Clarissa Molina

- El simpático mensaje con el que Raúl de Molina celebró su aniversario de casado

Cuando parecía que por fin lo había logrado, el árbol volvió a quedar apagado. Entre risas y efectos especiales que daban la impresión de que Raúl había ocasionado una falla eléctrica, el presentador logró encender el árbol incluso cuando el staff bajó las luces del estudio. "¿Qué tal Raúl de Molina encendiendo nuestro arbolito?", publicó en las redes sociales el personal del programa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ElGordoyLaFlaca (@elgordoylaflaca) el

Raúl de Molina no es único emocionado con las luces y los adornos del estudio. Hace unos días, Alejandra Espinoza llevó a su hijo Matteo al set de El Gordo y la Flaca, y al ver las decoraciones se ilusionó porque sabía que la llegada de Santa Claus está cerca. Impresionado con los regalos debajo del árbol de Navidad, el niño quería abrirlos todos, pero su mamá le contó que no eran reales.

Raúl de Molina, un compañero muy ameno

Con este acto simbólico navideño, Raúl de Molina regresó al estudio de El Gordo y la Flaca después de unos días en República Dominicana, a donde acompañó a su también compañera Clarissa Molina a la premier de su primera cinta en la pantalla grande, Qué León. El presentador estuvo junto a su amiga en la alfombra roja de la premier, dándole apoyo y muchos ánimos en un evento que la tenía bastante nerviosa. "Tengo un problema. Clarissa está muy preocupada y se la ha pasado llorando durante la última media hora porque es su primera película y está muy nerviosa", dijo camino al estreno de la cinta. Con su peculiar sentido del humor, Raúl le dio un consejo a Clarissa en caso de que las cosas no salieran como ella esperaba. "Si la gente la crítica, tú le echas la culpa a Ozuna. Tú hiciste tu trabajo bien", dijo ante la risa de la reina de belleza, que compartió la pantalla con el cantante puertorriqueño.

Raúl de Molina y Lili EstefanVER GALERÍA

Más sobre