‘No podemos aceptar esta violencia como algo normal’, el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, sobre el tiroteo en Pittsburgh

En las primeras horas del sábado, un hombre abrió fuego contra decenas de personas en una sinagoga

Este sábado, la ciudad de Pittsburgh, Pensilvania, se vistió de luto con uno de los ataques más sangrientos de su historia. Un hombre irrumpió en una sinagoga en el área de Squirrel Hill y abrió fuego contra un grupo de personas que se encontraban ahí reunidas, dejando un saldo de 11 muertos, y varios heridos, entre ellos cuatro policías. Este hecho se llevó a cabo en el primer servicio religioso del día, cuando las autoridades recibieron una llamada de emergencia en el que se reportaban disparos en el templo Árbol de la Vida. 

Sinagoga en Pittsburgh

"Nos alertaron de disparos activos en la Sinagoga del Árbol de la Vida en Squirrel Hill", comentó el portavoz del Departamento de Policía de Pittsburgh, Jason Lando. "En este momento, tenemos múltiples víctimas", añadió. Los informes posteriores dieron a conocer que el atacante habría sido un hombre identificado como Robert Bowers, de 46 años, quien según varios medios estadounidenses disparó contra la comunidad religiosa al grito de: “Todos los judíos deben morir”. En el ataque, resultó herido y después se entregó a la policía.

En una declaración a la prensa, el gobernador del estado, Tom Wolf dijo que los hechos ocurridos este sábado eran toda una desventura para los norteamericanos. “El tiroteo de Pittsburgh esta mañana es absolutamente una tragedia. He hablado con los líderes locales y con mi administración, además de la Policía del Estado de Pensilvania, quienes proveerán cualquier recurso que requieran las fuerzas de la ley y los servicios de emergencia”.

Tom WolfVER GALERÍA

“Estos actos de violencia sin sentido no son lo que somos como estadounidenses. Mis pensamientos en este momento se centran en las víctimas, sus familias y en garantizar que las autoridades policiales tengan todos los recursos que necesitan”, agregó el gobernador.

“Todos debemos rezar y esperar que no se pierdan más vidas. Pero lo hemos estado diciendo ‘este fue demasiado ‘fue más allá. Las armas peligrosas están poniendo en peligro a nuestros ciudadanos. Y después de esta tragedia, debemos unirnos y tomar medidas para prevenir esto en el futuro. No podemos aceptar esta violencia como algo normal”.

Ataque a SinagogaVER GALERÍA

Por la tarde noche, horas después de este ataque, decenas de personas se reunieron en los alrededores de la sinagoga Árbol de la Vida, en Squirrel Hill. Varios organizaron una vigilia con velas, oraciones y flores para honrar la memoria de los fallecidos y las víctimas. 

Vigila en la sinagoga de PittsburgVER GALERÍA

Más notas como esta: 

- Arrestan a un hombre en Florida relacionado con el envío de paquetes sospechosos

- Robert De Niro también recibe un paquete sospechoso

Las reacciones por parte de la familia presidencial

El presidente Donald Trump expresó su consternación a través de su cuenta de Twitter, con un mensaje en el que se sumaba al dolor de la comunidad judía. “Este cruel ataque antisemita es un asalto a la humanidad. Nos tomará a todos trabajar juntos para extraer el veneno del antisemitismo de nuestro mundo. Debemos unirnos para conquistar el odio. Toda América está de luto por el asesinato en masa de los judíos estadounidenses en la Sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh. Oramos por los que perecieron y por sus seres queridos, y nuestros corazones están con los valientes policías que sufrieron heridas graves.

Para honrar la memoria de las víctimas de este ataque, el mandatario invitó al rabino Benjamin Sendrow para ofrecer una oración por lo ocurrido esta mañana en Pittsburgh. 

 

La Primera Dama, Melania Trump, también expresó su solidaridad con la comunidad judía a través de un mensaje en redes sociales: “Mi corazón se rompe por las noticias en Pittsburgh. Esta violencia necesita parar. Que Dios bendiga, guíe y unifique a los Estados Unidos de América”.

 

Ivanka Trump, quien profesa la religión judía, condenó el ataque con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. “Estados Unidos es más fuerte que los actos de un fanático depravado y antisemita”, escribió. “Todos los buenos estadounidenses apoyan al pueblo judío en su lucha contra los actos de terror y compartimos el horror, el disgusto y la indignación por la masacre en Pittsburgh. Debemos unirnos contra el odio y el mal. Dios bendiga a los afectados”.

Más sobre