El padre de Selena Quintanilla revela que la asesina de su hija corre peligro

Abraham Quintanilla contó que aún después de 23 años de la muerte de Selena Quintanilla recibe cartas de amenaza en contra de la asesina de su hija, Yolanda Saldivar

Abraham Quintanilla, padre de la fallecida Selena Quintanilla, reveló las condiciones de seguridad en las que vive Yolanda Saldivar, la mujer que le arrebató la vida a la cantante. Hoy, 23 años después de haber sido detenida a las afueras del hotel en Corpus Christi, Texas, en el que le disparó a Selena, la vida de Yolanda corre peligro incluso dentro de prisión, así lo contó Abraham en una entrevista con Tony Dandraes, en la que señaló que la mantienen en una celda separada de las demás reclusas por amenazas en contra su vida. “Yo creo que ella está en un lugar más seguro, porque 23 años después la tienen sola en una celda, solitaria", dijo con la expresión fuerte en su rostro que tanto lo caracteriza. "No la han dejado ir a la población de la prisión, porque saben que la matan allí. Y si la sueltan ahorita a las ciudades aquí. Tú sabes cómo está el mundo ahorita, que hay mucha gente loca. La pueden matar”, agregó sobre el permiso bajo palabra que Saldivar podría solicitar en el año 2025 para salir de la cárcel.  

Selena Quintanilla papáVER GALERÍA

Las palabras de Abraham no son suposiciones. El padre de Selena contó que a lo largo de estos años ha recibido cartas de mujeres presas, que llegaron a ser admiradoras de Selena, que le aseguran que de tener oportunidad, atacarían a Saldivar. "Nosotros recibimos todavía cartas de mujeres que están en esa prisión, en donde está ella. Y dicen que la están esperando, que la van a matar, porque hay mujeres ahí… que han matado gente antes y por eso están ahí. Ellas no tienen nada que perder”, aseguró.

Notas relacionadas:

- Por accidente, descubren entrevista inédita de Selena Quintanilla, realizada un año antes de su muerte

- La actriz que dará vida a Selena Quintanilla deja entrever el lado obscuro de la reina del Tex Mex

La familia de Selena, como sus admiradores, aún recuerda con cariño a la reina del Tex-Mex, una memoria que se empaña con el triste y repentino final de su vida y su carrera el 31 de marzo de 1995. Sobre ese día, Yolanda Saldivar desde un principio aseguró que se trató de un accidente, palabras que Abraham descarta. "Ella puede decir miles de cosas, pero la realidad es que sí mató a mi hija. Y no fue accidente. Fue un momento de ira porque la estaban despidiendo", contó.

Selena QuintanillaVER GALERÍA

Yolanda fue arrestada horas después de cometer el crimen contra Selena y de amenazas de suicidio mientras estaba encerrada en su carro. Más de dos décadas después, la mujer podría salir de prisión si es que el juez le concede un permiso, situación que, para los Quintanilla, no tiene mucha relevancia. "En cuanto a mí y mi familia, no nos importa si la sueltan ahorita. Que la dejen ir. Nada va a regresar a mi hija", dijo Abraham con voz entrecortada.

Abraham Quintanilla, un padre con el deseo de cambiar el pasado

Cuando Selena tenía seis años de edad, Abraham y sus otros dos hijos -Suzette y AB Quintanilla- iniciaron un negocio musical, una historia de lucha familiar que es conocida por todos los admiradores de Selena. Sin embargo, Abraham ha pensado en lo distinta que sería su vida si se hubiera retirado del espectáculo varios años atrás. "De mi vida quizá cambiaría haber metido a mis hijos en el ambiente de la música. Si hubiera sido de otro modo, quizá Selena estuviera viva ahorita", se sinceró sobre los momentos que modificaría de su vida.

Selena QuintanillaVER GALERÍA

Más sobre