Se hicieron amigas al sufrir cáncer y ahora envían al mundo un esperanzador mensaje

Cada año las niñas se tomaban una fotografía y la más reciente fue un motivo para celebrar

Ante la adversidad, la compañía de un amigo logra hacer de los momentos más complicados algo más sencillo de afrontar. McKinley, Lauren, Ava y Chloe aprendieron esta valiosa lección a muy temprana edad. Hace unos años, las niñas, de edades entre 4 y 5 años, fueron diagnosticadas por separado con cáncer. Las tres primeras con el mismo tipo de leucemia linfoblástica aguda y Chloe, la cuarta niña, tenía un cáncer de pulmón. Con la esperanza de erradicar la enfermedad y verlas crecer felices, sus padres las llevaron al Hospital Johns Hopkins de Florida, en donde recibieron el mismo tipo de tratamiento, y además de encontrar una solución positiva para su padecimiento, las pequeñas encontraron una gran amistad.

Niñas foto viral VER GALERÍA

A pesar de su corta edad, las niñas se conocen muy bien desde hace tres años. Su día a día por los pasillos del ala del hospital en el que fueron atendidas, también se convirtieron en una sala de juegos en donde compartían juguetes, juegos y sobre todo, esperanza de sanar. La bonita amistad de las niñas se expandió hasta sus padres y otros familiares cercanos que vieron en las pequeñas tantas ganas de vivir y un gran esfuerzo por mejorar que motivaban a quienes las miraban. "Siempre era un soplo de aire fresco ver una cara familiar y saber que ella no estaba sola en esto", contaba Karen Moore, la madre de McKinley, a la cadena Fox 13 News.

Notas relacionadas:

- El curioso caso de las 16 enfermeras de un hospital embarazadas al mismo tiempo

- Ella es Jare Ijalana, la niña nigeriana de 5 años nombrada la más bella del mundo

En un agradable giro del destino, hace unos días las niñas volvieron al hospital. Esta vez con un semblante diferente y con un motivo muy especial para celebrar. Vestidas con tutú y playera a juego con la leyenda Sobreviviente, las cuatro posaron para la cámara muy sonrientes. Su reunión esta vez era distinta, pues además de jugar y bailar con los demás pacientes, ellas estaban ahí celebrando una gran noticia: habían ganado la batalla contra el cáncer.

Una linda tradición aún en los momentos más obscuros

Los tutús y las playeras ya son una tradición anual para las niñas, quienes habían posado de forma similar desde que fueron diagnosticadas. El vestíbulo del hospital de pronto se convertía en una pista de baile en la que se tomaban una foto con la esperanza en sus ojos. Sin embargo, esta vez es distinta pues es la primera ocasión en la que las cuatro se encuentran en remisión, una verdadera razón para celebrar. Así lo indicaba Shawna Glynn, madre de Lauren, una de las pequeñas: "Este es nuestro tercer año. Todas han llegado muy lejos", explica al mismo medio. "Todas estaban en tratamiento activo la primera vez que lo hicimos", explicaba la madre de Ava, Alyssa Luciano, "Es increíble ver lo lejos que han llegado".

Niñas foto viral VER GALERÍA

La bella imagen pronto fue comparada con las fotos de años atrás, en las que las niñas aparecen igual de sonrientes, pero con los estragos físicos del tratamiento al que se sometieron. Ahora, las cuatro lucen sanas y felices de reencontrarse y regresar al lugar que más que malos ratos les brindó salud y a grandes amigas con quienes se identifican por completo, que a su vez es un mensaje de esperanza para los pacientes que continúan en citas médicas.

Lejos de aquella rutina, las pequeñas han iniciado un ritmo de vida como el de cualquier otro niño de su edad y asisten a clases, en donde han encontrado a más niños con quienes jugar. Sin embargo, en su corazón anhelan que pase el tiempo para volver a aquel vestíbulo, en donde se reencontrarán para celebrar con otros pacientes que, como ellas, superen la enfermedad.

Niñas foto viral VER GALERÍA

Más sobre