Bajo el lema "sin tallas, sin límites, sin excusas" se estrenó este domingo el reality Nuestra Belleza Latina, donde 50 chicas -que fueron seleccionadas entre 200 mil candidatas que participaron en las audiciones- competirán para convertirse en la nueva comunicadora de Univisión, canal que organiza el concurso.

Pero hubo un detalle que capturó la atención de la audiencia y no estuvo relacionado con ninguna candidata: se trata del beso entre Sebastián Yatra y Clarissa Molina. El colombiano interpretó el tema Robarte un beso en compañía de la presentadora de El Gordo y La Flaca -quien vistió un jumpsuit nude con cuello alto y lleno de piedras brillosas que destacó su figura- cuando en pleno escenario y al término del performance, el cantante le estampó un beso a Clarissa… ¡en la mejilla!

 

La química entre ambos es innegable, incluso muchos de sus seguidores se alegraron de ver a este par derrochando simpatía y haciendo un show impecable que, en definitiva, fue el plato fuerte de la noche. En Instagram Stories, el colombiano compartió la escena en que le da un beso a la dominicana y lo hizo añadiendo emoticones de besos y corazones. Por su parte, Clarissa también recurrió a las historias de Instagram para preguntarle a sus fanáticos qué les pareció y compartir algunas imágenes de la presentación, la cual -aseguró- se la disfrutó un montón. “Gracias a todos por su buena energía y todas sus palabras hacia mi! Los quiero!”, escribió.

RELACIONADO: Alejandra Espinoza y Clarissa Molina muestran la nueva mansión de 'Nuestra Belleza Latina'

El concurso

Alejandra Espinoza fue la encargada de presentar a las candidatas, provenientes de varios países de Latinoamérica, entre ellas Migbelis Castellanos, quien fue Miss Venezuela en 2013. La ex reina de belleza confesó que estuvo alejada de los focos principalmente por su peso, pero ahora ha decidido regresar a las cámaras tras enfrentar sus miedos y aceptarse a sí misma.

 

Solo 30 chicas pasarán a la siguiente ronda y tendrán la oportunidad de asistir a la NBL University, donde las aspirantes a la corona estudiarán y se prepararán para dar lo mejor en el escenario. Se trata de una mansión se encuentra en una exclusiva zona de la ciudad de Miami, con una espectacular vista a la playa. La residencia está valorada en más de 3.5 millones de dólares. "Tienen que dar un 200 por ciento porque al final del día cuando pasen estos tres meses, les prometo que todo esto lo van a extrañar, y cuando menos se den cuenta ya han pasado once años", acotó Espinoza, quien fue la primera ganadora de Nuestra Belleza Latina.

Más sobre