Cómodo y práctico, así es el dormitorio universitario de Mia, hija de Raúl de Molina

Raúl de Molina presumió la habitación de su hija ahora que ya es toda una universitaria

Entender que su hija ya no es una niña no ha sido un proceso fácil para Raúl de Molina, quien esta semana se ha despedido de su única hija, Mia, para dejarla en la universidad. La joven de 18 años de edad, está por comenzar una nueva etapa en su vida, que dentro de unos días estará repleta de clases y nuevos amigos mientras estudia Negocios Internacionales en la Universidad de Washington D.C.

Raúl de Molina hijaVER GALERÍA

Para asegurarse de que Mia estará muy cómoda en el dormitorio de su universidad, sus padres, Raúl y Mily de Molina decoraron el dormitorio al gusto de la joven. Y, de paso, agregaron un toque que le recordará a su habitación en casa. "Este es el dormitorio de Mia en la universidad. Mily y su hermana Ana Mari se lo prepararon durante los últimos días y yo llegué a conectarle el televisor para que viera El Gordo y la Flaca", contó en una de sus publicaciones el conductor de Univisión.

Junto a sus palabras, Raúl colocó un video protagonizado por él y su esposa, en el que los tres presumen el dormitorio de la joven. "Este el cuarto de mi niña Mia, le quedó muy bonito", dijo el amigo de Lily Estefan. Mia mostró su cama, decorada con tonos grises y con casi una decena de almohadas. Además de un rack en el que mantiene sus zapatos en orden.

Notas relacionadas:

- Lili Estefan llora en la emotiva despedida de la hija de Raúl de Molina

- Raúl de Molina, está a punto de decirle adiós a su hija Mia, que se va a la universidad

En el escritorio se aprecia un espacio dedicado para los libros que deberá leer en su carrera profesional, así como una lámpara y la televisión de la que hablaba su papá. Aunque no lo mostró, Mia tiene un baño y un pequeño clóset en su habitación. Y para combinar a la perfección cada uno de sus outfits, colocó un espejo de cuerpo entero en la puerta de la entrada, visible sólo cuando está cerrada. "Casi igual que el cuarto de la casa. Un poquito más pequeño", explicó el conductor a su hija, quien afirmó que el estilo era muy parecido.

Un adiós lleno de aventuras

Antes de dejar a su hija en el dormitorio, Raúl de Molina y Mily convivieron un rato más con ella. Y, aunque se lo ha dicho muchas veces, el orgulloso papá no para de abrazar y besar a su hija para confirmarle lo mucho que la echará de menos. "Te voy a extrañar", le dijo entre sonrisas y besos en la mejilla. Días antes, el reportero publicó un video diferente en el que la joven revelaba que se quería quedar con sus papás, aunque emocionada, también sonreía por los nuevos tiempos que se avecinan para ella.

Poco después, Raúl y Mily dijeron adiós a su hija en el aeropuerto de Miami, en donde tomaría el vuelo que la llevaría hasta Washington D.C., el que será su hogar en los próximos años. La despedida, que se transmitió en el programa El Gordo y la Flaca, resultó bastante emotiva, incluso para Lily Estefan, quien recién pasó por algo similar al decir adiós a su hijo, Lorenzo, que se fue a estudiar la Universidad del Sur de California.

Raúl de MolinaVER GALERÍA

Más sobre