Jennifer Garner toma las riendas en la vida de Ben Affleck

La actriz y madre de sus tres hijos ha sido quien ha llevado al actor hasta el centro de rehabilitación donde ha sido ingresado para superar su adicción al alcohol

Ben Affleck no está solo. Jennifer Garner siempre ha sido y será su máximo apoyo pese a su separación en 2015. La actriz y madre de sus tres hijos ha decidido intervenir después de que el actor viviera unos días desenfrenados junto a la modelo de Playboy Shauna Sexton y fuera fotografiado con cajas de alcohol a la entrada de su residencia de Pacific Palisades en Los Ángeles. Preocupada por lo sucedido, Garner se presentó ayer en casa del actor acompañada de un abogado y le suplicó a su todavía marido que pidiera ayuda en su lucha contra el alcoholismo. El actor y cineasta se ha sometido ya a dos tratamientos de desintoxicación en el pasado -el último el pasado noviembre- y lucha por superar su adicción.

Ben Affleck y Jennifer Garner VER GALERÍA

Según publica TMZ, ante la petición de Garner, Ben Affleck aceptó buscar tratamiento y fue la propia actriz quien le trasladó hasta el centro de rehabilitación. El intérprete, de 46 años, parecía haber estado llorando momentos antes de ser fotografiado abandonando su casa en un automóvil conducido por Jennifer. Según los informes, Affleck llegó al centro de rehabilitación en Malibú, esa misma tarde, donde se dice que permanecerá ingresado durante un "periodo de tiempo prolongado". La página web del centro lo describe como un "programa de tratamiento privado de vanguardia ubicado cerca de la costa de Malibú".

Ben Affleck VER GALERÍA

El director de Argo era consciente de que necesitaba ayuda, y estaba abierto a buscar tratamiento. Desconocemos si su ingreso en rehabilitación influirá o no en su proceso de divorcio. La pareja aún no ha firmado y hace varias semanas, el Tribunal Superior de Los Ángeles amenazó con rescindir el caso ya que no habían presentado aún la documentación necesaria desde que presentaran la demanda de divorcio en abril de 2017 en la que solicitaban la custodia compartida, tanto legal como física, de sus tres hijos - Violet, de 12 años, Seraphina, de 9, y Samuel, de 6-. Los documentos obtenidos por The Blast aseguraban que 'si no seguían los pasos pertinentes, el Tribunal podría desestimar su caso por demora en el enjuiciamiento'

Garner, de 45 años, siempre ha apoyado a su exmarido ya que a pesar de su separación ambos mantienen una excelente relación por sus tres hijos Violet, Seraphina y Samuel. De ahí que el actor se haya ido a vivir a una casa cercana al hogar de Jennifer Garner en Los Ángeles y mantengan buena relación y compartan tiempo juntos por el bien de sus hijos. Sin embargo no corren buenos tiempos para el actor y su recuperación podría influir en el acuerdo final de custodia, ya que para ambos la familia es lo primordial.

Ben Affleck VER GALERÍA

"Está pasando un mal momento", ha explicado una fuente al medio PageSix, alegando que Affleck se habría visto perjudicado tras su ruptura con la productora de Saturday Night Live Lindsay Shookus, de 38, con quien ha estado saliendo más de un año y con quien se le vio por última vez el mes pasado en Puerto Rico, donde él rodó la próxima película The Last Thing He Wanted para Netflix. La noticia de su tercer ingreso llega apenas unos días después de que Affleck fuese visto con la modelo de Playboy Shauna Sextonveinticuatro años menor que él, y fuera fotografiado a las puertas de su domicilio recibiendo cajas de alcohol. Ben Affleck no ha querido hablar sobre el tema, pero Lindsay Hookus el pasado domigo decidió borrar su cuenta de Instagram y no hubo rastro de ella en el 46 cumpleaños del actor.

La primera vez que Affleck ingresó en un centro de desintoxicación fue en 2001. En marzo de 2017 Ben Affleck hizo la confesión más difícil de su vida y anunció que había completado su tratamiento contra su adicción. En su comunicado aseguraba lo importante que había sido Jennifer Garner en su recuperación. "He completado el tratamiento contra la adicción al alcohol; algo con lo que he tratado en el pasado y con lo que voy a tener que seguir enfrentándome. Quiero vivir la vida al máximo y ser el mejor padre posible. Quiero que mis hijos sepan que no hay que avergonzarse por buscar ayuda cuando la necesitas, y ser una fuente de fuerza para cualquiera que necesite ayuda, pero tiene miedo de dar el primer paso. Soy afortunado por tener el amor de mi familia y amigos, incluida Jen, que me apoyó y cuidó de nuestros niños cuando yo tuve que hacer el trabajo que tenía que hacer". El pasado noviembre, Ben Affleck recayó en sus problemas con el alcohol y tuvo que ingresar unos días en un centro de desintoxicación. Ahora, el actor ingresa por tercera vez en rehabilitación después de que Jennifer Garner le convenciera de que necesitaba de nuevo ayuda profesional.

Más sobre