Giselle Blondet recuerda el día que llamó a la policía creyendo que su hijo estaba desaparecido

Giselle Blondet reveló lo difícil que fue para ella separarse de sus hijos cuando se fueron a la universidad

Para Giselle Blondet, decirle adiós a sus hijos a la hora de que iniciaran la universidad no fue para nada sencillo. La actriz y presentadora puertorriqueña recordó cómo fueron esos momentos en los que su hogar de pronto se vio vacío y la ausencia de sus tres hijos -Gabriella, Harold y Andrea- fue cada vez más notoria. Aún conmovida por revivir aquellos días, Giselle reveló una anécdota de cuando pensó que su hijo menor, Harlod, estaba desaparecido.

Giselle BlondetVER GALERÍA

"Cuando se fue Harold Emmanuel, la cosa se puso color de hormiga brava", dijo en una plática con Despierta América. Para la actriz, fue un momento muy difícil en el que, incluso, evitaba entrar a la habitación de su hijo. "La dejaba cerrada, no quería ni entrar al cuarto porque lloraba", recordó. Por ello, las visitas de su hijo la convertían en la mujer más feliz del mundo, aunque cada vez que tenía que partir hacia la escuela, la dejaba con un mar de llanto como si fuera la primera vez que le decía adiós por motivos académicos.

Notas relacionadas:

- Alan Tacher le pide entre lágrimas a su hija mayor que no se vaya de casa

- La hija de Raúl de Molina cumple su gran sueño: conocer al DJ Steve Aoki

La propia Giselle se considera una mamá "exagerada", y confesó que en los primeros meses llamaba a su hijo todas las noches, pero una en especial, él no contestaba. "Pues yo llamé a la policía de Berkeley y él estaba practicando con su guitarra con el grupo en los salones de práctica en donde no hay señal. Él estaba ahí y la policía lo llamó y le dijo: 'Tu madre te está buscando'", contó entre risas sobre la "vergüenza" que le hizo pasar a Harold por querer controlarlo.  

Giselle BlondetVER GALERÍA

Decir adiós a su hija Andrea no fue tan difícil, pues tuvo la ventaja de que estudió en Florida, muy cerca de casa y con la posibilidad de visitar su hogar los fines de semana. "Es muy difícil, pero uno tiene que entender que hay que prepararlos bien y darles todas las herramientas necesarias para cuando ellos estén solos, que se vuelven locos porque por fin pueden hacer lo que quieren sin que estemos nosotros checando", agregó.

Alan Tacher, en la experiencia de despedir a su hija hacia la universidad

Aunque Giselle vivió esta experiencia en tres ocasiones, entendió que a los hijos se les debe dejar volar, y sabe muy bien que las raíces y pláticas que le dio a sus hijos, al igual que mucho amor, servirán para que ellos solos vuelvan a casa. Esa lección es la misma que Alan Tacher empieza a entender, aunque en el camino se ha topado con muchos sentimientos encontrados. El conductor de Despierta América está a unos días de decirle adiós a su hija mayor, Hanna, quien iniciará clases en la Universidad del Sur de California.

Alan, emocionado con la idea de ver a su hija perseguir sus sueños, no logró contener las lágrimas ante las cámaras de Despierta América, Alan le pidió a su hija que se quedara junto a él: "Mi bebé, se me va de la casa. ¡No te vayas!", expresó en el segmente Cuando los hijos se van que en los últimos días han conmovido al público del show matutino.

Alan Tacher e hija HannahVER GALERÍA

Al igual que Alan, Lily Estefan y su entrañable amigo, Raúl 'El Gordo' de Molina, dirán adiós a sus respectivos hijos que este año inician una nueva aventura en la universidad. Lili, aprovechó el verano para viajar por el mundo con Lorenzo y Lina antes de que él ingrese a clases. Raúl, por su parte, también se divirtió en distintos países acompañado de su esposa Milie, para crear nuevos recuerdos con su hija Mia antes de que ingrese al nivel superior.

Más sobre