Joven rescatada de una secta en Perú regresa a casa junto a su padre y su bebé

Después de año y medio lejos de casa, Patricia Aguilar, la joven rescatada en Perú, ha vuelto a España

Una vez más, la vida de Patricia Aguilar ha dado un giro por completo, esta vez, la joven que fue engañada y secuestrada por un falso gurú peruano, ha vuelto a su natal España acompañada de su padre, Alberto. Patricia, de 19 años, no vuelve sola a su hogar, lo hace con un bebé en brazos luego de más de un año de búsqueda y angustia para su familia, incertidumbre que quedó atrás en julio, cuando Alberto por fin se reunió con su hija tras viajar a Perú para buscarla personalmente.

Patricia Aguilar VER GALERÍA

El semblante de Patricia es muy distinto al que tenía cuando su padre la encontró en una selva, calificada como zona de mayor peligro. La joven pálida, con peso extremadamente bajo y sin ánimos en la mirada, ahora es una chica sonriente, con color en el rostro en el que también se refleja la esperanza de un mejor futuro al lado de las personas que la aman y que jamás tiraron la toalla para reunirse con ella. "Confirmamos la noticia del regreso de Patricia y su bebé a España junto con Alberto. Estamos muy felices y pedimos respeto e intimidad estos días de emociones y reencuentros. Gracias a todos por compartir con nosotros este momento que parecía imposible", se puede leer en el timeline de la cuenta de Twitter que los Aguilar crearon desde el día 1 para encontrar a Patricia.

Notas relacionadas:

- Así fue como Patricia Aguilar, la joven rescatada en Perú, se unió a una secta

- Los niños rescatados del campamento de New Mexico eran entrenados para cometer atentados

Patricia Aguilar fue reportada como desaparecida en enero de 2017. Apenas cumplió la mayoría de edad, la joven se fue de casa para unirse a una secta en Perú con Félix Steven Manrique, líder del grupo y autodenominado como el Príncipe Gurdjieff. Tres años antes, cuando Patricia sólo tenía 15 años, Félix tuvo el primer contacto con ella a través de una publicación que hizo en Facebook sobre los sueños. Félix logró convencerla, como a varias otras jóvenes, para que se uniera a su grupo religioso, un objetivo que no sólo cumplió; sino que también logró que Patricia se entregara ciegamente a sus órdenes y palabras.

Patricia Aguilar VER GALERÍA

Aunque en múltiples ocasiones Patricia declaró a varios medios de comunicación y la embajada española que su estadía en Perú era voluntaria, su padre sabía que había algo fuera de lo común y jamás se dio por vencido. Después de encontrarla y enterarse que era su hija había tenido un bebé con Félix Steven, su mayor preocupación era llevarse a su hija a casa, temiendo que ella no quisiera regresar. Por fortuna, la historia es distinta y ha sido la misma Patricia quien, después de ser rescatada y convivir con su padre, su prima y recibir atención especializada, optó por volver a casa.

Félix Steven Manrique, capturado y sentenciado

Alberto Aguilar supo desde el principio el nombre de la persona que había capturado a su hija al grado de convencerla con ideas radicales que la alejaron de su hogar. Incluso, llegó a tener comunicación indirecta con él, a través de las redes sociales de Patricia, en donde a forma de burla, le comentaba que ella jamás regresaría. Incluso se hacía pasar por la joven para pedirle dinero y confirmarle que estaba convencida de permanecer en Perú.

Félix Steven Manrique, es un electricista originario de Perú, que desde que se descubrió el caso de Patricia, ha sido investigado por trata de personas. Actualmente permanece en prisión preventiva en el penal Castro en Lima. En julio pasado, Steven fue sentenciado a nueve meses de detención que podrían ampliarse, y de los cuales cuatro se destinarán a investigación por el delito de trata, así como por exponer al peligro y tocar de forma indebida a las personas menores que vivían con él en circunstancias similares a las de Patricia.

Patricia Aguilar VER GALERÍA

Más sobre