Mamá soltera recibió una propina de mil dólares y no creerás lo que hizo con el dinero

Pensando en sus hijos y la comunidad en la que vive, donó su propina para una buena causa

El sueño dorado de la mayoría de las camareras es recibir una jugosa propina. Y para Anna Hofstetter, una bar tender originaria de Indiana, ese deseo se hizo realidad hace unos días, cuando al restaurante en el que trabaja entró una pareja que celebraba su séptimo año de casados. Como cualquier otro día y con la amabilidad de siempre, Anna atendió al matrimonio que sólo quiso consumir un par de bebidas con una cuenta de poco más de 30 dólares. La sorpresa vino cuando Anna vio que habían dejado una gran propina con un mensaje que la inspiró a hacer algo por los chicos de su comunidad.

Nota viral VER GALERÍA

Anna, en su día a día, conversó con la pareja, que le reveló que siete años atrás se habían casado en el Hotel Nashville, y por esa razón habían regresado a ese lugar. Ahora, con más intimidad y sin las prisas de atender a la familia o ver que todo en la fiesta saliera a la perfección, recorrieron el establecimiento para después brindar por su aniversario con un par de long island iced teas. Hofstetter también compartió parte de su historia, según reveló Fox 13. La mujer les contó que es madre soltera de dos chicos y, para lograr que las cosas marchen en orden en la economía de su hogar, tiene tres trabajos distintos.

Notas relacionadas:

- No lo conocían, pero hicieron realidad sus 3 últimos deseos, incluida la boda de sus sueños

- Caminó 20 millas para llegar a su primer día de trabajo y su jefe le obsequió un auto

Anna dejó que la pareja recordara aquel día en el que intercambiaron sus votos frente a sus familiares y amigos y, después de un rato, el matrimonio pidió la cuenta. El total por las bebidas y un platillo de cangrejo y alcachofas fue de 32.40 dólares. "Cuando recogí el pago, me sorprendí un poco", dijo la mesera. En el ticket, además de la cuenta, había una cantidad más que la pareja había pagado. Ambos dejaron mil dólares de propina para su mesera y la inscripción: "Dale algo a los niños". Sorprendida por su generosidad, Anna les agradeció insistiendo que no sabían lo mucho que eso significaba para ella.

Nota viral VER GALERÍA

La decisión de hacer algo por su comunidad

De regreso a casa, Anna aún pensaba en lo que haría con el dinero que había obtenido ese día. Fue entonces cuando se encontró con Clara Stanley, presidenta de la Asociación de Enriquecimiento para Jóvenes del Condado Brown. La mujer y un grupo de chicos estaban recolectando dinero para construir un parque comunal para jóvenes. Fue cuando la camarera supo lo que debía hacer.

"El condado Brown no tiene un lugar saludable y maravilloso para niños pequeños o jóvenes, a donde puedan ir a expresarse o pasar el rato. Sé que Anna trabaja muchas horas y, como mamá soltera, mil dólares es mucho dinero", dijo Clara sobre el donativo que recibió. Y aunque es verdad, para Hofstetter, tomar esa decisión no fue nada complicado. "Será algo para mis hijos, pero también para los niños de la comunidad", contó la mesera con una gran sonrisa por la aportación que había dado para hacer de su localidad un mejor lugar.

Más sobre