Katy Perry confiesa la enfermedad con la que tuvo que convivir unos meses

Una dolencia que ha condicionado la vida de la artista

La revista Forbes ha publicado recientemente el ranking de las 'celebrities' mejor pagadas del mundo y Katy Perry se ha hecho con el triunfo en la categoría de artista femenina. Sin embargo, todo apunta a que su último trabajo no solo le dejó momentos dulces. La intérprete de Dark Horse, que protagoniza la portada de Vogue Australia, ha concedido una entrevista a este medio en la que ha confesado que padeció depresión durante el periodo de lanzamiento de su disco Witness (2017). "Tuve ataques de depresión y mi corazón se rompió el año pasado porque, sin saberlo, puse mucha confianza en la reacción del público y este no respondió como yo esperaba", explicaba. 

La depresión de Katy PerryVER GALERÍA

Si bien en su debut este disco ocupaba el primer lugar del ranking de Billboard, los 'singles' que presentaba no rozaban los primeros puestos de la lista de éxitos norteamericana. Acostumbrada al aplauso constante, los bajos resultados que obtuvo y los comentarios que vertían algunos fans terminaron por afectar a su estado de ánimo. En aquel momento, la situación se volvió más complicada para la solista: "La música es mi primer amor y creo que fue el universo el que dijo: 'Bueno, tú siempre hablas sobre el amor propio y la autenticidad, pero ahora vamos a someterte a otra prueba y a quitarte cualquier tipo de validez. Entonces veremos cuánto te amas a ti misma en realidad'", señalaba. "La mentira más grande que nos han dicho es que nosotros, como artistas, tenemos que permanecer en el dolor para crear canciones". La depresión, una enfermedad que sufren más de 300 millones de personas a nivel mundial según datos de la OMS, puede convertirse en un serio problema de salud. Consciente de ello, Katy Perry acudió hace unos meses a un centro para el tratamiento de este tipo de patologías con el fin de mejorar su situación.

En otra ocasión la artista ya comentó lo que había supuesto para ella el 'fracaso' inesperado de su álbum Witness. Sucedía en 2017, en el programa The Terapist, que se emitía en directo, en el cual el doctor Siri Sat Nam Singh daba con las claves de las cuestiones que la habían afectado, algo que nadie conocía hasta aquel momento. Entonces comentaba que la fama la había abrumado y que fue el consumo desmesurado de alcohol y sustancias estupefacientes lo que la llevó a intentar acabar con su vida. "He estado yendo a terapia durante aproximadamente cinco años y creo que ha ayudado a mi salud mental increíblemente. Es verdaderamente maravilloso poder hablar con alguien que no te juzga. Yo, personalmente, lo recomiendo. La gente puede pensar que es raro, al igual que piensan que el yoga es extraño pero no hay nada de raro en cuidar tu salud física y mental. Es genial". Con estas sinceras declaraciones en este mismo 'show' se defendía el pasado año de quienes habían perdido la confianza en su música.

Más sobre