Para María Celeste Arrarás no hay satisfacción más grande que la de ver a sus hijos contribuyendo para ayudar a otros.  En esta ocasión, la periodista de 57 años compartió con sus seguidores que su hija Lara viajó a República Dominicana, donde pasará parte del verano construyendo letrinas en barrios rurales, donde difícilmente se tiene acceso a servicios sanitarios con agua potable. La presentadora de Al Rojo Vivo compartió en sus redes sociales algunas imágenes de la noble causa que apoya la joven de 17 años.

A través de su cuenta de Instagram, María Celeste subió una imagen de su hija en el aeropuerto de Miami a punto de partir rumbo al país caribeño. En la foto, se aprecia a Lara muy sonriente con una maleta al hombro y el look más cómodo para su viaje humanitario. María Celeste acompañó la imagen con la siguiente descripción en la que explicaba en qué consistía el viaje de la jovencita: “Orgullosa de mi Lara que partió hacia República Dominicana en una misión humanitaria para construir letrinas en zonas rurales de ese bello país. Gracias a todos los que me han enviado buenos deseos para ella”.

A los pocos días de haber compartido esta publicación, María Celeste subió otras instantáneas de su hija en acción junto a sus compañeros de la organización benéfica Blue Missions. Además de mostrar las actividades que los chicos estaban realizando en República Dominicana, también aprovechó para aclarar una controversia que se había generado en las redes a raíz de su primer post.

Más notas como esta:

- De Moscú a Detroit: María Celeste acompaña a su hija a su torneo de voleibol

- María Celeste Arrarás celebra con mucha alegría el cumpleaños de su hijo Adrián

¿Qué fue lo que María Celeste tuvo que aclarar en sus redes sociales?

Algunos dominicanos se ofendieron porque la presentadora de Telemundo usó la palabra ‘letrinas’ y la cuestionaron asegurando que ese término era ofensivo. La comunicadora de origen puertorriqueño indicó que esa palabra era la adecuada para describir el tipo de servicio que su hija y sus compañeros estaban instalando en las zonas rurales, pues no están conectadas a un sistema de drenaje.

“Desafortunadamente hay algunos dominicanos que desconocen la gran necesidad que existe en sus campos y cuestionan que yo use la palabra “letrina”. Pues con todo el cariño y respeto del mundo le aclaro a esos que piensan que la palabra es inadecuada que  sí son letrinas, no baños. Y no hay razón para avergonzarse de esa palabra”.

La conductora de Al Rojo Vivo también detalló la forma en la que se construyen esos enseres y añadió que las familias que resultaron beneficiadas con este programa están más que felices, pues representa una mejora en su calidad de vida.

“Blue Missions ,el grupo con el cual mi hija está trabajando, construye letrinas con ventilación y un inodoro de fibra de vidrio. Son “letrinas” porque no están conectadas con agua. No hay sistema de alcantarillado en la mayoría de los campos de República Dominicana y esta es la única solución. Estás letrinas son seguras y dan la oportunidad a niños y niñas de ir al baño con privacidad y una mejor higiene. Estas familias beneficiadas están muy agradecidas porque está obra les está cambiando la vida. ¡Solo hay que ver sus sonrisas!”.

Más sobre