ataque-cumpleanos-getty

Terror en fiesta infantil en Idaho: hombre apuñala a nueve personas, entre ellas seis niños

El sujeto fue arrestado e identificado como Timothy Kinner y los investigadores creen que pudo actuar por venganza

Una fiesta de cumpleaños de una niña de tres años se convirtió en una pesadilla cuando un hombre de 30 años apareció en la escena y apuñaló a nueve personas, entre ellas niños y adultos. El terrible hecho ocurrió en Boise, Idaho, EEUU y la policía local describió el suceso como un acto de 'pura maldad'. Cabe destacar que las víctimas eran refugiados que habían escapado de sus países de origen - Siria, Irak o Etiopía- para huir de la violencia.

De momento, la policía investiga el móvil de agresión, recogió ABC News. El sujeto fue arrestado e identificado como Timothy Kinner, es de Los Ángeles, y los investigadores creen que pudo actuar por venganza. Durante una rueda de prensa realizada este domingo, se conoció que el atacante era un vecino del complejo de apartamentos al que querían desahuciar debido a problemas de comportamiento. Uno de los vecinos le ofreció cobijo por compasión, pero tuvo que echarlo de su vivienda la noche del viernes por problemas de convivencia.

 

Se cree que cuando Timothy regresó el sábado por la noche, lo hizo dispuesto a vengarse, pero como no encontró a nadie en la casa en la que había estado viviendo decidió arremeter contra los vecinos quienes, por desgracia, estaban en el cumpleaños infantil. Entre los heridos, además de la pequeña de tres años que festejaba un año más de vida, hay dos niños de 4 años, uno de 6, otro de 8 y uno de 12. Al parecer primero arremetió contra los niños y luego atacó a los tres adultos que quisieron detenerlo.

En un principio se especuló que se trababa de un crimen de odio, pero el jefe de la Policía de Boise, Bill Bones, negó que haya alguna evidencia para confirmar esta teoría. El alcalde de la ciudad, Dave Bieter, lamentó el ataque que, según él, "no representa a Boise".

"Nuestra ciudad ha sido durante mucho tiempo una ciudad acogedora, un lugar seguro y amable para aquellos que huyen de la violencia y la opresión en su tierra natal". Boise es conocida por albergar una importante comunidad de refugiados, una realidad que enorgullece al alcalde y que pretende que siga siendo una seña de identidad. "No solo condenamos este acto vil, sino que también abrazamos a aquellos entre nosotros que buscan refugio de la tiranía, el sufrimiento y la guerra. Es lo que somos y seguiremos siendo".

Más sobre