Warwick Davis, uno de los actores más queridos en Gran Bretaña gracias a sus papeles en Star Wars, Harry Potter o Willow, ha hablado a corazón abierto sobre su dura historia familiar. El intérprete, que padece enanismo pero no hay reto que se interponga en su camino, participó en el programa del aventurero Bear Grylls. Ha sido en televisión durante este programa de supervivencia donde contó su drama familiar: el actor perdió dos de sus hijos, Lloyd y George, que fallecieron poco después de nacer.

Warwick DavisVER GALERÍA

El intérprete explicó que, poco después de casarse en junio de 1991, su esposa, Samantha, se quedó embarazada de un niño al que dicieron llamar Lloyd. "Vivió nueve días en los que nos enseñó mucho, pero fue muy duro. Pasar por algo así nos hizo más fuertes como pareja. Pero jamás lo hemos superado, nadie supera perder un bebé", confesó el protagonista de Willow. La pareja tardó varios años en volver a intentarlo y de nuevo sufrieron la misma tragedia: el bebé, George, falleció por el mismo motivo que su hermano mayor. "No quería tener más hijos. Era demasiado dolor", contaba Davis.

Sin embargo, su deseo de formar una familia hizo que la pareja volviera a intentarlo y tuvieron dos hijos, Annabelle, que ahora tiene 21 años, y Harrison, de 15, y han heredado la enfermedad de sus padres. Davis padece displasia espondiloepifisaria congénita, un raro trastorno de los huesos en crecimiento que da lugar a enanismo esquelético típico, mientras que su esposa, Samantha, padece acondroplasia, un trastorno que provoca enanismo especialmente en las extremidades.

Warwick Davis, su esposa, Samantha, y sus dos hijosVER GALERÍA

Warwick conoció a su esposa Samantha en el rodaje de Willow y desde entonces forman un sólido matrimonio. Junto a su suegro, el actor Peter Burroughs, dirige una agencia de actores de diferentes perfiles llamada Willow Management, en honor a la película que le lanzó a la fama y de la que se siente muy orgulloso treinta años después de su estreno. A sus 48 años su coraje y fuerza de voluntad le han hecho ver la vida de forma positiva y se considera un hombre muy afortunado tanto a nivel personal como profesional. De hecho, pese a sus limitaciones físicas, Warwick no dudó en participar en el programa de Bear Grylls y embarcarse en una aventura de supervivencia en el Distrito de los Lagos, al noroeste de Inglaterra.

Más sobre

Read more