El apasionado beso que le dio Georgina a Cristiano tras la victoria del Real Madrid

La modelo española no pudo ocultar lo orgullosa que está del padre de su hija

Con la victoria del Real Madrid de este sábado, el equipo de Zinedine Zidane ha hecho leyenda al convertirse en campeones de Europa por décima tercera vez. Los fanáticos que se trasladaron a Kiev, Ucrania -para ver a su equipo enfrentarse ante el Liverpool en la final de la Champions League- fueron testigos de la pasión que le imprimió cada uno de sus jugadores mientras estuvieron en la cancha. El esfuerzo rindió frutos y ahora toda la hinchada celebra el título.

Pero ellos no fueron los únicos en celebrar. Las esposas, novias e hijos de los jugadores también estuvieron presentes y se acercaron al campo al finalizar la premiación para darle un merecido abrazo a sus familiares. Georgina Rodríguez, la novia y madre de uno de las hijas de Cristiano Ronaldo, fue una de ellas.

cristiano-cinco-gettyVER GALERÍA

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

La española aprovechó la oportunidad de demostrar lo orgullosa que está del padre de su hija, Alana Martina, y le dio un romántico beso que fue capturado por la prensa. La modelo de 24 años de edad viajó hasta Ucrania para ver a su media naranja en el terreno de juego. Los tres niños más pequeños del portugués, Mateo, Eva y Alana Martina no estuvieron presentes, pero sí el mayor, Cristiano Ronaldo Jr, quien parece seguir los pasos de su famoso padre.

Georgina -que lució una camiseta del equipo para demostrarle apoyo a Cristiano- alzó sus brazos en dirección a su novio para darle un apasionado beso y no pudo ocultar lo contenta que estaba con la victoria del club. En esta oportunidad eligió un look deportivo para bajar al terreno de juego: un pantalón capri en color beige, tenis a juego, una camiseta del Real Madrid personaliza y un bolso Chanel.

cristiano-beso-gettyVER GALERÍA

Cristiano posó para las cámaras con la mano abierta, haciendo referencia a las cinco Champions que ha conseguido a lo largo de su carrera como futbolista. Aunque en esta ocasión el portugués no marcó ningún gol, sus palabras hicieron saltar todas las alarmas ante una posible marcha del Real Madrid. “Ha sido muy bonito jugar en el Real Madrid. Hablaré en los próximos días”, dijo el delantero. Ante estas declaraciones, Zidane contestó categórico: “Se tiene que quedar sí o sí”.

Por su parte, Sergio Ramos también recibió un beso de su pareja, Pilar Rubio, y el abrazo de sus hijos mayores, Sergio y Marco. Por su parte, Karim Benzema, uno de los protagonistas de la noche, celebró con su hija Mélia en brazos. Mientras que Isco Alarcón también hizo lo propio y abrazó a su hijo Francisco. El entrenador del equipo, Zinedine Zidane, celebró junto a su familia la victoria del club. Y el alemán Toni Kroos también fue visto con su esposa, Jessica Farber, y sus dos hijos.

Más sobre