Esperaban el regreso de su padre por tres años y jamás imaginaron que sería su mesero

Este padre de familia quiso sorprender a sus hijos después de no verlos por tres años y el resultado fue conmovedor

Por situaciones de trabajo, Mario Sayson tuvo que estar lejos de su hogar en Batangas City, Filipinas, durante tres años, dejando en casa a su esposa Shellan y a sus hijos Princess y Joshua Sayson. Mario estaba listo para volver con su familia luego de tanto tiempo alejados, pero quiso que su regreso de Doha, en Qatar, fuera algo memorable para sus pequeños, con quienes nunca perdió el contacto. Emocionado por ver la cara de sus hijos sorprendidos al verlo, le contó la idea a su esposa, y juntos planearon una adorable historia que ha llegado a miles de personas.

Papá sorprendió a sus hijos disfrazado de meseroVER GALERÍA

Su esposa Shellan, fue la gran cómplice en este maravilloso encuentro. La mujer tuvo que aguantarse las ganas de decirle a sus hijos que pronto volverían a ver a su papá, pero se contuvo con tal de crear un momento que los niños jamás olvidarían. Fue así como Shellan llevó a Princess y Joshua a comer a un restaurante, algo común para ellos, y que no despertó ninguna sospecha.

Al escuchar la idea, el personal del restaurante de inmediato accedió a ser parte del plan de reunir a una familia. Y aunque también requirió de mucha discreción por parte del staff del lugar, al final todo salió como los amorosos padres lo habían pensado. "Le pregunté a las personas del restaurante si podía utilizar el lugar para sorprender a mis hijos y dijeron que sí, pero mientras estaba jugando a ser mesero, no pude contener el llanto al verlos", contó Mario a medios locales.

Notas relacionadas:

- El 'baby boom' de este departamento de bomberos que ha sorprendido a todos

- Buscaba a su mamá biológica y la encontró gracias a un restaurante que se llama como él

Para su gran plan, Mario usó una banda en el pelo además de un cubre bocas y por varios minutos estuvo al lado de sus hijos sirviendo la comida que habían ordenado. Su esposa grabó cada momento, incluso las miradas de Mario al ver que sus hijos no se percataban de su presencia. Finalmente, cuando se quitó el cubre bocas, su hija lo reconoció. Por el asombro y la emoción, no pudo decir nada y la única prueba de felicidad fueron sus lágrimas.

Su hermano no se había dado cuenta de lo que sucedía ni de la razón por la que lloraba Princess, hasta que su padre se paró frente a él. Joshua se unió al llanto de emoción de su hermana y finalmente la familia se reunió ante la alegría de las personas que atestiguaron el bello momento.

Papá sorprendió a sus hijos disfrazado de meseroVER GALERÍA

No fue fácil mantener la sorpresa

Cuando Mario vio a sus hijos entrar al restaurante, tuvo que contenerse para no correr a abrazarlos. "Fue difícil mantenerme calmado para sorprenderlos. Lo único que quería era tenerlos entre mis brazos después de tanto tiempo alejados", agregó el feliz papá. Y mientras su historia da la vuelta al mundo, la familia Sayson permanece unida viendo cómo su sorpresa arranca la sonrisa y una que otra lágrima de la gente.

Más sobre