Se eleva a 111 la cifra de víctimas mortales del accidente aéreo en Cuba

Otras dos mujeres permanecen ingresadas en estado crítico extremo, una de ellas con quemaduras en el 41 por ciento de su cuerpo

Con la muerte de tres sobrevivientes del accidente aéreo ocurrido el viernes pasado en La Habana, se eleva a 111 el número de víctimas de la catástrofe. Mientras tanto, las autoridades todavía realizan las investigaciones pertinentes a fin de dar con las causas que provocaron que se estrellara el Boeing 737 de la aerolínea mexicana Global Air, operado por Cubana de aviación.

Una de las víctimas, Grettel Landrove, fue rescatada con vida junto a otras dos mujeres de nacionalidad cubana. La joven de 23 años se encontraba entre la vida y la muerte en el hospital Calixto García de la capital, con un cuadro médico desfavorable debido al "daño neurológico severo" que presentaba, señalaron los médicos. La chica, que es originaria de Holguín, una ciudad de la isla, residía en La Habana. Se desempeñaba como bailarina de la compañía de danza española Ecos y también era estudiante de sexto año en la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Tecnológica de La Habana.

avion-cuba-getty2VER GALERÍA

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Al igual que Landrove, otras dos mujeres permanecen en el mencionado centro asistencial: Maylén Díaz, de 19 años, y Emiley Sánchez, de 39, ambas en estado crítico extremo. Sin embargo, la segunda presenta un estado de salud más grave, pues tiene quemaduras que cubren el 41 por ciento de su cuerpo. De momento, el país entero está muy atento a la evolución de las víctimas y la comunidad cubana está consternada ante la peor tragedia en la historia de la aviación del país. Además, este lunes se vio ensombrecido por la muerte de la joven Grettel.

RELACIONADO: La admirable historia de Tammie Jo Shults, la piloto que evitó la tragedia del vuelo de Southwest

La investigación que realizan los agentes cuenta con la colaboración de expertos de México, país de origen de la compañía propietaria del aparato siniestrado. Se espera que próximamente también se sumen peritos de las aseguradoras procedentes de Europa y representantes de Boeing llegados de Estados Unidos. Las autoridades se han centrado en recuperar los restos de la aeronave y en la búsqueda de la segunda de las cajas negras -la de datos-, pues la primera fue hallada horas después del accidente, pero su contenido todavía no se ha difundido.

avion-cuba-getty3VER GALERÍA

La aeronave se estrelló a un kilómetro del aeropuerto de La Habana, lugar donde había despegado minutos antes. Las operaciones de Global Air están suspendidas temporalmente mientras se investiga el caso. Las autoridades mexicanas resaltaron que la firma ya había sido suspendida en dos ocasiones durante los últimos ocho años: en 2010 por un fallo técnico que provocó un aterrizaje de emergencia y en 2013 después de que un piloto que denunciara irregularidades técnicas en el funcionamiento de uno de los aviones.

En este sentido, Dirección General de Aeronáutica Civil de país azteca señaló en un comunicado de que la compañía propietaria del avión será sometida a una "verificación extraordinaria mayor". Con esto se pretende comprobar si realmente cumplen con las normativas requeridas y para "recopilar información" sobre el accidente. La firma -que está registrada bajo el nombre de Aerolíneas Damojh- cuenta con una flota de tres aeronaves y disponía hasta ahora de autorización para fletar aviones y tripulación a otras compañías.

RELACIONADO: Al menos 257 personas perdieron la vida en un accidente aéreo en Argelia

De momento, el Instituto de Medicina Legal de La Habana continúa haciendo labores de identificación de los cadáveres de las víctimas, cuyas familias esperan alojadas en un hotel de La Habana donde siguen atendidas por médicos y psicólogos. Hasta ahora, han sido reconocidos y entregados los restos de 40 de los fallecidos en el accidente, todos de nacionalidad cubana, según precisó el director del Instituto de Medicina Legal cubano, Sergio Rabell. Todavía no se ha identificado a ninguna de las once víctimas extranjeras, entre las que hay siete mexicanos, dos argentinos y dos saharauis.

Más sobre