La carta feminista de Pau Gasol que ha recibido numerosos aplausos

El ala-pívot de los San Antonio Spurs desmonta las teorías sexistas que intentan quitar méritos a las mujeres

El baloncesto es 'cosa de chicos'. Especialmente si se trata de la NBA, la liga privada de básquet profesional que se disputa en Estados Unidos desde 1946. Tanto es así que, en sus 72 años de historia, ninguna mujer ha ocupado el cargo de entrenadora en uno de los principales equipos de la competición. Una triste realidad que evidencia el sexismo existente en el mundo del deporte y que podría tener sus días contados gracias a Becky Hammon, una leyenda del básquet femenino que ejerce actualmente como entrenadora asistente de los San Antonio Spurs y que podría hacer historia si finalmente consigue el puesto de entrenadora principal de los Milwaukee Bucks. Pau Gasol ha salido en su defensa con la publicación de una extensa carta abierta en el portal The Players Tribune, donde reivindica el papel de las entrenadoras y desmonta las teorías sexistas que intentan quitar méritos a las mujeres.

pau_gasol_jugandoVER GALERÍA

El ala-pívot de los San Antonio Spurs comienza la larga misiva rememorando su infancia vivida a las afueras de Barcelona, donde creció con un padre enfermero y una madre médica. Sin embargo, la gente daba por hecho lo contrario, asignando a su padre el papel de médico y a su madre, el de enfermera. "En 37 años, honestamente puedo decir que nunca he pensado en mi madre como una 'mujer' médico. Para mí, ella siempre ha sido un médico". Una historia que, según explica el catalán, le hace pensar en la NBA de hoy.

"El argumento que veo con más frecuencia es afortunadamente el más fácil de refutar: es esta idea de que, en el nivel más alto del baloncesto, una mujer no es capaz de entrenar a los hombres", escribe Gasol después de reabrirse el debate sobre si una mujer puede entrenar o no a un equipo masculino. "Tengo una respuesta simple, he estado en la NBA durante 17 años. He ganado dos campeonatos. He jugado con algunos de los mejores jugadores de esta generación y bajo dos de las mentes más brillantes en la historia de los deportes, Phil Jackson y Gregg Popovich. Y digo que Becky Hammon puede entrenar. No estoy diciendo que pueda entrenar bastante bien. No digo que pueda entrenar lo suficiente como para salir adelante. No digo que pueda entrenar casi al nivel de los entrenadores masculinos de la NBA. Estoy diciendo: Becky Hammon puede entrenar en la NBA. Y punto.", sentencia la estrella de los San Antonio Spurs.

becky_hammonVER GALERÍA

"En primer lugar, ella era una jugadora consumada con una mente privilegiada para el baloncesto y en segundo lugar, ha sido una existosa asistente para, posiblemente, el mejor entrenador. ¿Qué más necesitáis? Para mí sería extraño que las franquicias NBA no estuvieran interesados en ella", ha continuado el tres veces medallista olímpico, que también ha querido poner fin al debate sobre los 'hándicaps' que podrían producirse a la hora de compartir vestuario con una entrenadora. "Cuando veo argumentos, o incluso bromas, de que no deberíamos tener entrenadoras en la NBA por ‘situaciones de vestuario’ o cosas así… Me recuerda que, por mucho progreso que hayamos logrado en la liga en los últimos años, todavía nos quedan cosas por hacer. Porque digamos la verdad: existe una presión actual para que aumente la diversidad de género en el espacio de trabajo en prácticamente cualquier industria del mundo. Es lo que se espera. Más importante, es lo correcto", ha explicado el jugador, quien, además de mostrar una realidad, desmonta algunos tópicos machistas.

Así, con esta carta feminista que ha sido compartida por otros compañeros de la esfera deportiva, como Kobe Bryant o Aaron Rodgers, Pau Gasol, que también es embajador de UNICEF, vuelve a demostrar que es uno de los jugadores más comprometidos con la realidad social.

Más sobre