María Teresa Campos y Edmundo Arrocet abren un nuevo capítulo en su 'bella historia'

La pareja ha presentado su nuevo disco en la casa de la presentadora

Forman el dúo musical del momento, la pareja sentimental y mediática de moda. María Teresa Campos, a falta de programa televisivo, se mete a cantante y saca un disco, Una bella historia, junto a Edmundo "Bigote" Arrocet. Ya habían cantado juntos Ven a mi casa por Navidad y la ranchera Un viejo amor. En su casa de las afueras de Madrid, la periodista y el humorista y actor, nos reciben para contarnos lo ilusionados que están con este disco: "Supone una colaboración entrañable, muy bonita y romántica, en la que cantamos los temas que nos gustan a los dos". En total, diez títulos muy conocidos por el gran público, entre ellos, versiones de Burbujas de amor (de Juan Luis Guerra), Con los años que me quedan (de Gloria Stefan), Ansiedad (de José Enrique Sarabia)…  La producción corre a cargo del prestigioso experto en la industria discográfica Óscar Gómez.
"Si no llega a ser por Teresa y Óscar" – asegura Edmundo– no hubiera grabado este disco. "Porque lo que más me gusta es imitar, llevo 51 años haciéndolo, pero ellos dos me comieron el coco y me convencieron", explica. "No seas modesto, porque cantas muy bien", responde ella. 

- Sabemos que te impactó la muerte de tu gran amigo José María Iñigo…
M.T.C.: Muchísimo, porque los dos amábamos la vida y la música. Fue él quien recomendó a Edmundo que cantara, porque tiene una bonita voz. 
EDMUNDO: He cantado de todo menos el Gordo de la Lotería. Juego mucho y no me toca nunca… 

- ¿Vas a cantar en directo con Teresa?
E.: Ya lo hemos hecho varias veces. 
M.T.C.: En El programa de Ana Rosa y en el Sálvame

- ¿Y hacer una gira?
E.: Yo es que cada día soy más vago. Pero todo depende de si Teresa presenta un nuevo programa de televisión y si nos queda tiempo para salir a cantar… 
M.T.C.: A mí me da miedo eso de las giras, tendría que pensarlo mucho. La vida me ha dado muchas cosas, aunque últimamente hayan sido enfermedades. Tengo la gran fortuna de haberlas superado. Me quedo con lo positivo y los privilegios… El balance es muy feliz.

- Algunos medios han publicado que haréis una minigira…
M.T.C.: Ahora mismo no lo sé…

- ¿Qué tipo de programa te gustaría hacer en tu regreso a la tele?
M.T.C.: Solo Dios lo sabe, no me dejan contar nada, pero que sea en Mediaset. 

- La música es una de tus pasiones.
M.T.C.:
Es el leit motiv de mi vida. Escucho de todo. 
E.: Ella siempre ha cantado, le gusta mucho.
M.T.C.: Estuve en el laboratorio de La Voz y me enseñaron muchas cosas, y he pensado en volver… Allí me di cuenta de que canto mejor de lo que pensaba. Porque, mira, la gente me decía que lo mío no es cantar.

Óscar Gómez indica que "en Edmundo he descubierto un cantante extraordinario, con una voz muy potente y hermosa, y Teresa no tiene una gran voz pero interpreta muy bien, con tanta ternura y verdad… Es una artesana de emociones. Si los juntamos son como el gordo y el flaco… se compenetran muy bien. Y sí que me gustaría que hicieran una pequeña gira".

- ¿Teresa, este puede ser el primero de otros discos que vendrán en el futuro? 
M.T.C.: Ya veremos. Vamos a ver cómo responde el público, ¿no? Lo dejo también en manos de Edmundo, porque soy la menos indicada para opinar…

- ¿Estos temas marcan la banda sonora de vuestra historia de amor?
E.: Son canciones que nos gustan, y en cierto modo, tienes razón. Por cierto, hay una que no quería grabar Teresa…
M.T.C.: Con los años que me quedan por vivir, porque me transporta a la realidad (risas). Pero, bueno, al final la grabé.

Grabaron también unos poemas en los que se lanzan mensajes de amor el uno al otro: su unión es a prueba de todo
 

- ¿Qué canción de amor os dedicaríais el uno al otro?
M.T.C.: La ranchera de nuestro disco, Un viejo amor
E.: Cualquiera que refleje la gran realidad de mis sentimientos hacia ella. 

- ¿Tenéis una canción tan especial que la escucháis solos?
M.T.C.: Hay muchas que nos traen muy buenos recuerdos de nuestra relación. Cada vez que oímos nuestro disco en la intimidad, disfrutamos muchísimo. 

- Después de todo lo que has vivido, ¿se puede decir que hoy disfrutas de la más bella historia de amor junto a Edmundo?
M.T.C.: Tengo a mi lado al hombre más cariñoso que he conocido… Pero los artistas son muy especiales, no son fáciles de llevar. Y esto no es una regañina, sino la verdad de la vida. Discutimos mucho, pero es bueno salir de la rutina. 
E.: Estoy las veinticuatro horas del día con Teresita y soy un santo… Sí, discutimos, pero no nos peleamos. 

- ¿Cuál de los dos da el paso de la reconciliación?
M.T.C.: Edmundo es escapista, y en el momento que le llevas la contraria desaparece. Y luego vuelve como si no hubiera pasado nada. Es un hombre que no para de hablar de temas relacionados con una buena alimentación y una buena salud. Se lo sabe absolutamente todo, pero a veces es muy cansado escucharle repetir las mismas cosas. Sabré yo mejor que nadie lo que puedo o no comer… Es que te entran ganas de pegarle un bocado en el labio para callarle (risas).
E.: De hecho, lo hace… 

En resumen, que la comunicadora no tiene en mente dedicarse de lleno en el futuro al mundo de la canción, generosa con su pareja sentimental, afirma que su idea es ayudar "a que los españoles vean lo buen cantante que es Edmundo". Ahora les espera una gira por distintos centros comerciales de la geografía española para firmar ejemplares y promocionar su "elepé". Pero antes, nos "deleitaron" con un baile lento y "agarrado" como anticipo de posibles futuras actuaciones.

Más sobre

Read more