Conoce a Cruella, una perrita alérgica a los humanos

Esta peculiar perrita ha resultado alérgica al contacto humano, una historia digna del mundo al revés

Es común escuchar a tus amigos o familiares decir que son alérgicos a las mascotas, en especial a los perros o los gatos por el pelo que sueltan. Pero Cruella es la versión contraria de esta situación y en lugar de ser ella quien causa estornudos o irritaciones en la gente, son los humanos quienes la hacen sentir indispuesta. Su dueña, Sabrina Sieck no podía creer lo que le sucedía a su perrita, ni siquiera por ser una condición que le confirmaron los especialistas.

Cruella, la perrita que es alérgica a los humanosVER GALERÍA

En 2014, Sabrina adoptó a Cruella, una border collie lab de color negro con manchitas blancas. Aunque las dos estaban felices con la nueva compañía, la dueña pronto se dio cuenta de que algo no parecía estar bien. "Todo empezó como una pequeña irritación en la piel que creció hasta darle mucha comezón y casi dejarla sin pelo. Su estado era devastador, un círculo vicioso porque se rascaba y la herida le provocaba aún más comezón", relató a Metro.

Notas relacionadas:

- Para su cumpleaños número 103, esta mujer recibió a la mejor compañía

- Después de robar libros, este perro enterneció el corazón del mundo y ahora tiene un nuevo hogar

Preocupada por su nueva mascota, de inmediato la llevó a l veterinario pero las pruebas médicas le aseguraban que Cruella estaba sana. "Traté de cambiarle la dieta, la bañé con productos diferentes y la mantenía lo más cómoda posible. Hasta la protegí con un traje de Lycra para que no se rascara", agregó la dueña.

Cruella, la perrita que es alérgica a los humanosVER GALERÍA

El sorpresivo diagnóstico

Después de probar casi de todo, a Sabrina se le ocurrió hacer una cita con un alergólogo para su cachorrita. Fue ahí cuando descubrió que los humanos eran el problema. "El test de alergia reveló que Cruella es, sorpresivamente, alérgica a los humanos. Específicamente al polvo que producen", explicó. Ese polco está formado por pequeñas células que se desprenden del pelo, algo similar a la caspa. "Así como podemos ser alérgicos a perros o gatos, ellos pueden ser alérgicos a nosotros. ¡Al principio tampoco lo creía!"

Las pruebas de Cruella revelaron aún más alergias que le hacen difícil la vida diaria. Además de los humanos, es alérgica a la ambrosía, el cardo, los pinos, el centeno, las hormigas y a las cucarachas. Por suerte, Cruella ahora está bajo tratamiento médico para ayudarle a disminuir los síntomas. El siguiente paso será la inmunoterapia, con la que esperan que su sistema inmunológico poco a poco tolere los factores que le hacen daño a la perrita. Por lo mientras, gracias a la rápida acción de Sabrina y su amor por Cruella, la perrita ahora sí puede disfrutar de los abrazos y los mimos de su dueña.

Más sobre