Stephen Hawking recibe el último y más emotivo adiós de sus seres queridos en Cambridge

Un numeroso grupo de personas participaron en el recorrido desde la casa del científico hasta el centro, donde está ubicada la iglesia.

Este sábado cientos de británicos le dieron el último adiós a Stephen Hawking, quien falleció la madrugada del pasado 14 de marzo. Pese a que el científico, matemático y físico era ateo, se realizó una ceremonia privada en su honor en la iglesia de la Gran Santa María, de la Universidad de Cambridge.

Un numeroso grupo de personas participaron en el recorrido desde la casa de Hawking hasta el centro, donde está ubicada la iglesia. Cuando llegó el cortejo fúnebre, las campanas del templo repicaron 76 veces, una por cada año de la vida del científico. El británico padecía desde su juventud esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que fue haciéndole perder el control de su cuerpo y acabó postrándolo en una silla de ruedas.

Stephen HawkingVER GALERÍA

Sobre su féretro de roble, se observó un ramo de lirios blancos, como símbolo del universo, y rosas blancas, representando la Estrella Polar, la más visible en el polo norte. Según la familia del físico, las flores fueron colocadas por los tres hijos de Hawking, Lucy, Robert y Tim Hawking, quienes después de la muerte de su padre resaltaron "su coraje y persistencia con su brillantez y su humor inspiraron a la gente en todo el mundo". "Una vez dijo que este no sería un gran universo si no fuera el hogar de la personas que amas", dijeron al resaltar que lo extrañarán "para siempre".

Entre los asistentes a la ceremonia se encontraba el dramaturgo Alan Bennett, el guitarrista del grupo Queen, Brian May -quien también es astrofísico-, el dramaturgo Alan Bennett, el empresario Elon Musk y la modelo Lily Cole. El actor que interpretó al profesor Hawking en la película de 2014 La teoría del todo, Eddie Redmayne, fue uno de los lectores en la ceremonia. Felicity Jones, quien le dio vida a su esposa en el film, Jane Hawking, también acudió al servicio.

Las cenizas de Hawking serán enterradas en la Abadía de Westminster en junio, entre algunos de los mejores científicos de la Historia, Isaac Newton y Charles Darwin. 

A pesar de su diagnóstico, Hawking superó todas las probabilidades en su contra para convertirse en el científico más famoso de su época. Su trabajo abarcó desde los orígenes del universo mismo, a través del viaje en el tiempo y explorando agujeros negros en el espacio. En 1998 logró reconocimiento internacional después de la publicación de Una breve historia del tiempo.

Más sobre