Uma Thurman desvela el accidente que sufrió en el rodaje de Kill Bill 2 y Quentin Tarantino responde

La actriz pidió al director que un especialista rodase esa escena, algo a lo que Quentin se negó

Que en el mundo del cine no es oro todo lo que reluce es algo que llevamos un tiempo descubriendo. La última en desvelar los entresijos de lo que ocurre más allá de lo que vemos en la gran pantalla ha sido la actriz Uma Thurman, que el pasado fin de semana desvelaba al diario The New York Times que durante el rodaje de Kill Bill: Vol. 2 sufrió un accidente de tráfico al rodar una escena en la que debía conducir por mitad de la selva.

En el vídeo, publicado por el diario y que ahora Uma ha compartido en sus redes sociales, se puede ver cómo la intérprete conduce hasta chocar con un árbol y cómo su cabeza se golpea contra el asiento del copiloto a la vez que el suyo se dobla casi por completo. Una escena que la productora Miramax se habría negado a mostrar a la protagonista por miedo a represalias legales.    

uma-thurman-quentin1VER GALERÍA

La actriz reveló además que pidió expresamente a Quentin Tarantino -director de la saga- evitar grabar esa escena al no sentirse cómoda y recomendó un especialista, algo a lo que el también productor se negó. "Quentin vino a mi camerino y no quería escuchar. Estaba furioso porque estaba costándole mucho tiempo, pero yo estaba asustada. Me dijo 'te prometo que el coche está bien. Es una carretera recta. Tienes que alcanzar los 65 kilómetros por hora porque si no, tu pelo no ondeará como debe y te haré repetirlo...'. Era una trampa mortal. El asiento no estaba sujeto como debía, no era una carretera recta y estaba llena de arena", afirma. 

"Sentí un dolor abrasador y pensé 'no voy a volver a caminar'. Cuando salí del hospital con un collarín, mis rodillas dañadas y una contusión, quise ver el coche, estaba muy enfadada. Tuve una tremenda pelea con Quentin y le acusé de haber intentado matarme. Se enfadó mucho porque supongo que, comprensiblemente, él no sentía que hubiese intentado algo así", continúa su relato. 

Sin embargo, la actriz ha querido disculpar al director en su cuenta oficial de Instagram y culpar directamente a la productora. "Quentin Tarantino se arrepintió profundamente y continúa arrepentido por este lamentable suceso. Él me dio la cinta años después y lo hizo con pleno conocimiento de que podría causarle daños personales. Estoy orgulloso de él por hacer lo correcto y por su coraje.", ha recalcado la actriz, que reconoció en la entrevista que aquel accidente hizo que su relación con Quentin se deteriorase considerablemente. "Tengo a Lawrence Bender, E. Bennett Walsh y al notorio Harvey Weinstein como únicos responsables. Mintieron, destruyeron evidencias y continúan mintiendo sobre el daño que causaron y luego decidieron esconder. El encubrimiento tuvo intenciones maliciosas", ha escrito acompañando el vídeo.

uma-thurman-quentin2VER GALERÍA

- Uma Thurman desvela que Harvey Weinstein se sobrepasó con ella en un hotel de Londres

Tras esta palabras ha sido el propio Tarantino el que ha querido disculparse públicamente con la actriz en una entrevista al portal Deadline. “Le dije que estaría bien. Le dije que la carretera era toda recta. Le dije que sería seguro. Y no lo era. Estaba equivocado. No la obligué a subirse al coche. Se subió porque confió en mí. Y me creyó”, ha confesado. Quentin ha revelado además que convenció con engaños a la protagonista de su filme. “Ese es uno de los mayores remordimientos de mi vida”, ha dicho. “Como director aprendes cosas y a veces aprendes a través de errores horribles. Ese fue uno de mis más horribles errores, que no me tomé el tiempo para recorrer de nuevo la carretera, una vez más", ha acabado explicando Quentin.

Más sobre