Aunque es hija de Tom Cruise y Nicole Kidman, Isabella Cruise lleva una vida súper modesta en Londres

Sus padres son nada más y nada menos que Tom Cruise y Nicole Kidman, pero a diferencia de ellos, Isabella Cruise, de 24 años, prefiere llevar una vida lejos del glamour de Hollywood. 

isabellacr-VER GALERÍA  Isabella se casó en 2015 y se sabe que a su boda no fueron ni su padre ni su madre. Foto: Grosby Group 

La joven fue fotografiada el pasado fin de semana junto a su esposo, Max Parker, mientras hacían su mudanza en un modesto barrio al sur de Londres, en Croydon. Algunas propiedades parecidas a la del joven matrimonio rondan los $593 mil dólares. En contraste, su padre vendió el año pasado su mansión en Beverly Hills por $39 millones de dólares. 

isabellaesposo2-VER GALERÍA  Isabella y Max se mudaron a una modesta casa en Croydon. Foto: Grosby Group

La mudanza se llevó de la manera más rápida, a pesar de que la pareja optó por no contratar a nadie que les ayudara. La pareja sacó poco a poco sus pertenencias y entre los dos acomodaron todo en su nuevo hogar. 

A diferencia de otros hijos de súper estrellas, Isabella así como su hermano Connor, prefieren llevar una vida discreta alejados de las fortunas de sus padres. Se estima que Tom Cruise tiene una riqueza de $470 millones de dólares, mientras que Nicole tiene $130 millones. 

tomnicole1-VER GALERÍA  La pareja se casó en 1990 en la noche de Navidad en Colorado. Foto: Getty Images 

Durante su matrimonio, Nicole y Tom adoptaron a Isabella en 1992 y a Connor, tres años después. Tras 11 años de matrimonio, la pareja decidió separarse y los chicos se quedaron en la mansión de Tom. Con el paso de los años, cada uno fue encontrando su lugar y se independizaron de su padre. 

tomnicole2-VER GALERÍA  Tiempos felices: Nicole y Tom con sus hijos, en la década de los noventa. Foto: Getty Images 

Nicole e Isabella llevaban años separadas, hasta que en agosto del año pasado se reencontraron. Madre e hija se vieron en Londres y Bella le presentó a su esposo, al que Nicole veía por primera vez. 

La reunión se llevó a cabo casi un año después del matrimonio de Bella y Max, el cual se realizó en septiembre de 2015. “Fue un momento muy emocionante para todos ellos, especialmente para Nicole”, contó una fuente a la publicación Woman’s Day, que añadió: “No tardó en ponerse a llorar, y Bella le siguió”. 

Más sobre