Ariadna Gutiérrez rompe en llanto al hablar sobre la salud de su papá

La voz de la colombiana se quiebra en cuanto empieza a hablar sobre el tema

La agenda laboral de Ariadna Gutiérrez no cesa, pero no por ello la colombiana de 23 años se olvida de las personas más importantes de su vida: su familia. Quien por unos minutos fuera Miss Universo, atraviesa una situación personal delicada pues su padre padece una complicada enfermedad de la que poco ha hablado, pero que la lleva al borde del llanto en cuanto menciona el tema, tal como le sucedió en su reciente paso por el foro de Muy Buenos Días, en su amada Colombia.

ag2aVER GALERÍA

Al preguntarle por la salud de su padre, a la modelo se le quebró la voz. "Tiene momentos. Es un tema que me da muy duro", dijo con total honestidad. "Mi familia es lo más importante en mi vida. De verdad todo lo que yo hago en mi vida personal y en mi vida profesional es pensando siempre en mis papás y siempre ha sido así y así va a ser hasta el día de mi muerte", agregó un poco afectada.

La ex reina de belleza volvió a mostrarse vulnerable cuando en pantalla aparecieron un par de fotos de su infancia, una de ella abrazando a su papá. De nuevo, las lágrimas aparecieron. "Soy yo con mi papito. Increíble si lo ven a hora, está muy flaco", reveló. "Significa todo en mi vida", pudo decir apenas conteniendo el llanto.

ag1zVER GALERÍA

Con otra imagen más reciente de Ariadna acompañada de sus papás, la también actriz hizo énfasis en que su papá ha perdido mucho peso. "Estaba súper bien, rellenito", contó entre risas. Ariadna aprovechó ese momento para asegurar que de sus padres aprendió los mejores valores que la han hecho llegar hasta dónde se encuentra hoy. "La disciplina, constancia, responsabilidad y honestidad. Me enseñaron a irme por el lado bueno, el correcto y no desviarme por tantas cosas que te van ofreciendo en el camino".

ag3aVER GALERÍA

Además de hablar sobre su vida familiar, la colombiana recordó cómo se sintió en el certamen Miss Universo que cambió por completo su vida cuando Steve Harvey la nombró ganadora para después rectificar que la reina de belleza era Pia Wurtzbach. "Sentía que todos sabían lo que iba a suceder menos yo... A veces hay cosas que te dan señales pero tú no te das cuenta", explicó sobre su experiencia detrás de cámaras. "Sentía que se me quedaban mirando en el backstage, pero algo raro estaba pasando. Dios quiera que me esté equivocando. Es algo que nadie lo va a poder saber", explicó sobre aquella noche en la que fue coronada por error. 

Más sobre