Eissa, el bebé de Janet Jackson, ha crecido y se parece mucho a su papá

El pequeño tiene seis meses de edad y luce muy distinto a cuando su mamá lo presentó

Tiene seis meses de edad y ha crecido mucho desde la última publicación que su mamá, Janet Jackson, hizo sobre él. Eissa, el hijo que la cantante tuvo con su ex esposo, Wissam Al Mana, luce adorable y como todo un bebé saludable. Así se notó durante la llegada de Janet a Nueva York, a donde viajó a principios de semana luego de permanecer en Londres a pocos días de dar a luz.

jj1aVER GALERÍA

Eissa se parece mucho a su papá, sus facciones y hasta su forma de mirar de inmediato recuerdan las del empresario originario de Catar con quien Janet aún continúa casada, a pesar de que cinco años después de contraer matrimonio y dos después del nacimiento de Eissa, ella solicitó el divorcio. Según la misma Janet, estaba cansada de que su esposo interfiriera con su carrera e intentara controlarla durante su embarazo.

Janet, de 51 años, siguió adelante enfocada a su nueva faceta como mamá, la que demuestra con mucho cariño, tal como se le pudo ver en el aeropuerto de NY, a donde viajó con el bebé y algunos miembros de su staff. “Ella está muy involucrada en el cuidado del bebé, ella misma lo cargó durante todo el recorrido en el aeropuerto”, informa People.

jj2aVER GALERÍA

La hermana de Michael Jackson luce muy feliz con el pequeño en sus brazos, aun cuando viajó con un look de lo más sencillo. Janet subió al avión con pantalones holgados de color negro, playera y hoodie del mismo tono, además de zapatos casuales a juego. Con una cola de caballo alta y lentes de pasta completó su look. Eissa, llegó a Estados Unidos por primera vez con un mameluco gris con capucha y zapatos blancos.

“Eissa es adorable y Janet lucía fenomenal: feliz y en buena forma”, explica la publicación, en donde se detalla que Janet Jackson acudió a la Gran Manzana por citas relacionadas sobre su próxima gira.

Más sobre