Mucho se ha hablado sobre el futuro profesional de Sara Carbonero en los últimos días. El plazo de dos años de excedencia laboral que solicitó en 2015 para acompañar a Iker Casillas en su aventura portuguesa está a punto de expirar, por lo que la siguiente cuestión era qué haría Sara al finalizar este período. Una pregunta que la periodista ya ha respondido, despejando así cualquier duda sobre su futuro. 

"Había otra opción que no se conocía, que es pedir otra excedencia por cuidado de hijo menor. Como yo tengo un niño que tiene un año había esa opción, que es un derecho para todo el mundo, y la hemos cogido. Me ha parecido buena opción, a Mediaset también y ya hemos gestionado todos los papeles esta semana", ha revelado Sara en un evento de Piz Buin. Especificó, además, cuánto durará esta nueva excedencia: "Va hasta que el niño cumple tres años, como mi hijo tiene un año, pues dos".

sara2VER GALERÍA

Muy guapa con un largo y veraniego vestido en tonos morados, rosas y azules, con detalles de encaje negro, cinturón y escote en pico, Sara acudió como embajadora de la marca en uno de sus últimos días en Madrid. Porque a ella y a Iker se les acaban las vacaciones en España: "Voy a contracorriente, llevamos un mes por aquí y ahora nos toca volver a Portugal", cuenta Sara. Eso sí, no han podido aprovechar mejor el tiempo: "Hemos intentado hacer un tetris para ver a todos el mundo, para tener ratitos para todo y tengo la sensación de que lo hemos exprimido mucho", añade.

Iker seguirá jugando en el Oporto, por lo que la pareja no tardará en volver a la ciudad portuguesa: "Tercer año y ya es casi como si siguiéramos aquí, es una tranquilidad conocer todo, nos encanta la ciudad y la gente", ha asegurado Sara. Perfectamente adaptados, señala que han hecho un buen puñado de amigos allí: "Parte de nuestros amigos son jugadores del equipo y sus mujeres. También hemos dado con una buena familia de amigos que tienen niños de la edad de los nuestros y hacemos mucha vida juntos". 

El idioma también ha sido algo importante en su integración en este país, pero la mujer de Iker Casillas explica que ya lo tienen "bastante dominado". Aunque, eso sí, no tanto como su hijo mayor: "El bebé no porque no habla, pero Martín ya habla muy bien portugués, comprende todo, mejor que nosotros", revela. 

sara1VER GALERÍA

En español o en portugués, Sara tiene muy claro lo importante que es la educación de sus hijos, una tarea compartida con Iker. "Al final si uno tiene el papel de malo y otro el de bueno eso no es bueno. Nadie sabe ser padre ni madre, vamos improvisando,  lo hacemos lo mejor que podemos e intentamos estar de acuerdo en las decisiones y normas". Pero, reconoce, "creo que soy un poco más blandita yo. Pero las cosas importantes son iguales, si no se hacen, no se hacen ni con mamá ni con papá. Luego los abuelos son otra historia", bromea. 

Y ¿qué hay de los proyectos a corto plazo de Sara Carbonero? Por el momento, la periodista tiene intención de continuar los que ya tiene, como su blog o Slow Love, seguir estudiando... y "alguna que otra cosa que tengo en mente y me gustaría que saliera". "Es un proyecto de escritura, así que es algo que puedo hacer esté donde esté", ha confesado. 

Más sobre