Amaia Salamanca y Rosauro Varo se compran una casa-palacio del siglo XVIII en Sevilla

La pareja rehabilitará la vivienda, situada en la tierra natal del empresario y muy cercana al Real Alcázar y a la catedral hispalense

Las raíces siempre tiran. Rosauro Varo y Amaia Salamanca han tomado una decisión que les acerca al lugar de origen del empresario: Sevilla. La pareja ha comprado una residencia en el barrio de Santa Cruz, próximo al Real Alcázar y a la Catedral de Sevilla, tal y como informa ABC. No se trata sin embargo de una vivienda normal sino de una con mucho encanto: una casa-palacio del siglo XVIII que tienen intención de rehabilitar para hacerla más cómoda para su numerosa familia. El citado diario explica que la residencia tiene unos 1.200 metros cuadrados divididos en tres plantas con dos patios, uno de ellos porticado y con columnas.

amaia-gettyVER GALERÍA

Desde su terraza se puede disfrutar de magníficas vistas de la Giralda, tiene techos artesonados y azulejos de una cierta antigüedad en sus paredes, como señala el periódico. Parece que el empresario -propietario de numerosos negocios tanto en Sevilla como en Madrid, como el conocido restaurante Otto en la capital- está supervisando personalmente las obras de restauración y ha estado en la capital andaluza visitando la propiedad. Será el refugio de la pareja -en Madrid residen en La Moraleja- y sus tres hijos, Olivia, de tres años, Nacho, de año y medio, y Mateo, de ocho meses -nació en octubre de 2016-, cuando quieran tomarse unos días descanso en sus apretadas agendas.

amaia-salamanca3VER GALERÍA

La de Amaia está tan repleta que ella misma ha afirmado que este año se queda sin vacaciones. Rueda la serie de Antena 3 titulada Tiempos de guerra, cuyo estreno está previsto para el otoño, y además del 5 al 9 de julio interpretará a Electra en La Orestíada, durante el Festival de Teatro de Mérida. “Este año me quedo sin vacaciones. Aunque espero poder hacer alguna escapada. Rosauro tendrá que ocuparse un poco más de los niños porque pasaré bastante tiempo fuera” aclaró hace algunas semanas.

La actriz se convirtió en el cuerpo del verano gracias a la campaña que hizo para Women’s Secret, en la que presumió de tipazo en biquini. Muy recuperada tras dar a luz a su tercer hijo, Amaia comentó que su familia era un sueño cumplido y que si aumentara, es algo que no le importaría. “No pasaría nada si viene un cuarto hijo, porque tener un bebé siempre es motivo de alegría, pero yo me siento satisfecha con los tres. Me planto. Además, profesionalmente tengo varios proyectos y estoy muy contenta de haber vuelto a la vida laboral. Siempre dijo que quería tener tres hijos y lo he cumplido”.

Más sobre

Read more