Kim Kardashian y Kanye West recurren a un viente de alquiler para tener su tercer hijo

Kim Kardashian y Kanye West han recurrido a un vientre de alquiler para tener a su tercer hijo. Según ha anunciado en exclusiva la web TMZ, el matrimonio ya ha llegado a un acuerdo con una madre de alquiler para sumar un nuevo miembro a la familia. Kim Kardashian padece placenta accreta, una enfermedad que consiste en una excesiva adherencia de la placenta a la pared uterina, lo que le provocó graves problemas en sus dos embarazos anteriores y que de tener más hijos podría poner en peligro la vida de la madre.

Kim Kardashian con NorthVER GALERÍA

En el contrato según TMZ  se recoge que Kim y Kanye pagarán un total de 45.000 dólares (40.370,89 euros) distribuidos en 10 mensualidades, lo que se resume en un total de 4.500 dólares al mes (4.038 euros). En caso de gestación múltiple, la madre recibiría 5.000 dólares más por cada hijo (4.476 euros)  y en caso interrupción de la gestación en los primeros meses recibiría 4.000 dólares. (3.581 euros). Para la socialité y el rapero esto no supone ningún inconveniente y han adelantado más de 68.000 dólares (61.764 euros) a la agencia de maternidad subrogada a modo de fianza.

En el acuerdo no sólo se habla de las condiciones económicas, también figura que la gestante no fume, no beba o ingiera drogas mientras esté embarazada, así como tampoco podrá mantener relaciones sexuales durante las semanas previas al embarazo ni en las tres semanas posteriores a la implantación del embrión. A su vez la embarazada no podrá ir a saunas o jacuzzis, teñirse el pelo, cambiar o tocar arena para gatos, beber más cafeína de la recomendada o comer pescado crudo.

Kim KardashianVER GALERÍA

En cuanto a la responsabilidad legal de los pequeños la tendrán Kim Kardashian y Kanye West. Ellos serán quienes "asuman las responsabilidades legales del bebé (...) aunque padezca cualquier enfermedad congénita u otras anomalías o defectos".

El pasado mes de abril era la propia Kim Kardashian la que manifestaba que quería dar otro hermanito a sus hijos, North y Saint West  “Quiero que mis hijos tengan otro hermano, pero los doctores me han dicho que no creen que sea seguro para mí”, dijo en uno de los adelantos de la nueva temporada de la serie 'Keeping up with the Kardashians'. Finalmente la hija mayor del clan Kardashian recurrirá a un viente de alquiler para cumplir su sueño de convertirse en familia numerosa.

 

Más sobre