Kim Kardashian y su esposo, Kanye West, están planeando agrandar su familia con la ayuda de un vientre subrogado. Una fuente confirmó a la revista People que la pareja ha contratado un vientre de alquiler, el cual gestará a su tercer hijo. El informante agregó que la cirugía que Kim se hizo hace tiempo para tratar de engendrar otro bebé no fue satisfactoria, por lo que tuvieron que recurrir a esta opción.

kimpancita-  Kim Kardashian tiene placenta accreta, un padecimiento que puede poner su vida en peligro, en caso de tener otro embarazo. Foto: Getty Images 

Sobre esta decisión, Kim habló en su reality show Keeping Up With The Kardashians: “Kanye y yo siempre hemos hablado de tener más hijos, pero después de lo que sucedió en París, la urgencia ha incrementado… No puedo tener más hijos, eso es lo peor. Tuve una depresión. Kanye y yo vamos a evaluar otras opciones y ver qué tan cómodos estamos con eso. Después de hablar con Kanye… Siempre supe que un vientre subrogado era una opción, ahora es mi realidad, todo lo que sea que pase, pasará”.

kimkanye1-VER GALERÍA  La pareja ha decidido contratar un vientre de alquiler para agrandar su descendencia. Foto: Getty Images

Según el portal TMZ, la famosa pareja contrato un vientre a través de una agencia, con la cual acordaron pagar la suma de $45 mil dólares. En caso de que sea un embarazo múltiple, la madre subrogada recibirá cinco mil dólares por cada niño adicional. Además de la suma inicial, Kim y Kanye tendrán que hacer un depósito de $68 mil 850 dólares con la agencia.

kimkhijos-VER GALERÍA  Kim quiere que Saint y North tengan hermanitos con quien jugar. Foto: Instagram Kim Kardashian

La madre que llevará en su vientre al heredero de los Kardashian tendrá que abstenerse de fumar, tomar alcohol y cualquier tipo de droga durante la gestación. Tampoco podrá tomar baños de sauna, ni estar cerca de arena para gato y de su dieta deberá eliminar el pescado crudo y sólo podrá tomar una taza de café al día.

kim-VER GALERÍA  La familia de la socialité se preocupó por su bienestar y no estuvieron muy de acuerdo con su decisión de embarazarse. Foto: Getty Images

Previamente, la también empresaria habló sobre las dificultades que enfrentó al dar a luz a su segundo hijo, Saint West. Tras el alumbramiento, Kim fue diagnosticada con placenta accreta, un padecimiento que pondría en riesgo su vida en caso de embarazarse por tercera ocasión. “Mi doctor tuvo que introducir su brazo entero para remover la placenta de mi útero cuando nació Saint”, explicó la estrella en su blog. “Fue desagradable y muy doloroso”.

Kim ha sido muy abierta con su familia acerca de tener más hijos: “Quiero que mis niños tengan hermanos, pero los doctores sienten que no es seguro para mí. Intentaré tener un bebé más”. vLa madre de las Kardashian, Kris Jenner, se pronunció en contra de la idea y dijo: “Podría sangrar hasta morir… No quiero que hagas algo que te ponga en peligro”.

Más sobre