El homenaje de París que Rafa Nadal nunca olvidará

La organización del Roland Garros recordó sus diez victorias en un emotivo vídeo, que Rafa vio con lágrimas en los ojos

"Un torneo perfecto", "la alegría de Nadal", "Nadal 10, el extraterrestre", "el nuevo rey"... estos son algunos de los titulares que la prensa mundial ha dedicado a Rafa Nadal tras su victoria histórica en París. Fue un día lleno de emoción, de lágrimas, de risas, de darse cuenta de que el trabajo y el esfuerzo tienen una recompensa, de recibir el cariño de sus incondicionales, de tener al lado a su familia que llora y sufre con él. París y el mundo entero se ha rendido a sus pies y Rafa nunca olvidará ese fin de semana de 2017 en el que se convirtió, si eso es posible, un poquito más en leyenda.

nadal-homenaje4VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

El homenaje que le rindió la organización del Roland Garros comenzó con el despliegue de una pancarta que ocupaba toda la grada y en la que se leía el número de copas que se ha llevado a casa. “Bravo Rafa” se podía leer en ella junto al número diez. Después se emitió un vídeo recopilatorio de su lucha en la tierra batida francesa, imágenes ante las que el mallorquín no pudo contener las lágrimas.

nadal-homenaje2VER GALERÍA

Ya a la hora de recoger la copa apareció su tío Toni Nadal, su entrenador, que ha peleado con él para llegar a lo más alto, y que no solo fue el encargado de darle el trofeo, sino que subió también al podium. Esta victoria es suya. “Sin él hubiera sido imposible ganar diez títulos”. La copa que se lleva Rafa es una réplica exacta con su nombre grabado –otros años se le entregaba otra de menor tamaño-.

Por si fuera poco la organización del torneo ha comentado que tienen pensado erigir una estatua del deportista en los aledaños del recinto donde se celebra el Roland Garros, para recordar, ahora más que nunca, que es ya una leyenda. Son sólo pequeñas muestras del cariño que recibió Rafa tras coronarse como una de las figuras más grandes del tenis, inolvidables sorpresas que hicieron su día aún más especial y que le pintaron una sonrisa que tenía aún un día más tarde cuando, con la Torre Eiffel de fondo, símbolo de la capital francesa por excelencia, posó con su copa. La leyenda continúa.

Rafa Nadal mensajeVER GALERÍA

Más sobre