Jerry Seinfeld explica por qué no quiso abrazar a Kesha

La cantante se acercó a él feliz de decirle lo mucho que lo admira

En días recientes, el actor y comediante Jerry Seinfeld se convirtió en el centro de atención después de rechazar un abrazo que la cantante Kesha le pidió emocionada aclamándose su fan. La reacción de Jerry quedó grabada y de inmediato se viralizó causando un verdadero debate entre los admiradores de Kesha y los seguidores del comediante. Mientras los primeros lo calificaban como "grosero" e "irrespetuoso", los segundos justificaron su actitud y aseguraron que a él no le agrada el contacto físico.

jerry-seinfeld-kesha-video-twitter-abrazo-3-900x900VER GALERÍA

“Soy Kesha. ¡Te quiero muchísimo! ¿Te puedo dar un abrazo?”, dijo muy emocionada la intérprete de Tik Tok, que en 2010 saltó a la fama con su disco Animals. Jerry se alejó inmediatamente rechazando en tres ocasiones la muestra de cariño de Kesha, para después continuar conversando con un reportero que le reveló la identidad de la efusiva fan.

Luego de ver el revuelo causado a nivel internacional, Jerry Seinfeld reveló la razón por la que no quiso abrazar a la cantante, a quien no conocía hasta el incómodo momento. "Estaba en medio de una entrevista y creo que todo lo que pasó estaba un poco fuera de lugar. Cuando llegas a mi edad y has conseguido un par de cosas importantes en la vida, te acabas creando tu propia realidad y, en mi realidad, yo no abrazo a personas que me son completamente desconocidas. Primero tengo que conocer a alguien, saludar y decir 'hola'. Un abrazo no es el primer tipo de interacción que se da entre dos seres humanos. Al menos yo nunca lo he hecho", explicó a Extra.

La actitud de Seinfeld, quien protagonizó una sitcom con el mismo nombre en los años 90, no es nada nuevo para quienes están familiarizados con él. En la serie, al igual que en varias de sus presentaciones, el actor ha explicado en diversas ocasiones que no se siente cómodo con ese tipo de interacción. Para él, abrazar a una persona que no conoce es sinónimo de confianza excesiva.

Seinfeld agregó que su interacción con Kesha no terminó ahí. Ambos habían acudido a un evento organizado por la fundación del cineasta David Lynch en Washington. Al interior, ambos lograron platicar un poco y conocerse, pero sin llegar a abrazarse. "Ella se lo tomó muy bien, nos acabamos riendo sobre todo lo que había pasado", aseguró el actor quien obsequió una mejor anécdota a su famosa fan.

Más sobre