Tom Cruise no teme arriesgar su vida por la selfie perfecta

El actor aprovechó una peligrosa secuencia de su último filme para tomar una foto única

Tom Cruise tiene un lado bastante arriesgado que lo anima a recrear sus propias escenas de peligro en las cintas de acción que protagoniza. Su fama de aventurero es poca comparada con lo que es capaz de hacer en la vida real. La muestra más reciente de su adrenalina la tuvo durante el rodaje de The Mummy, en donde se dejó llevar por los paisajes y la aventura para capturar imágenes únicas con él frente a la cámara, aunque dicha hazaña pusiera en riesgo su propia vida.

tc2zVER GALERÍA

"Nos dijeron a todos que no nos hiciéramos fotos. Después nos subimos a un helicóptero y en cuanto despegamos, él dijo de inmediato: '¿Quién quiere una foto?'", relató Courtney B. Vance en su paso sobre la alfombra roja de la premiere en Nueva York. "Tom es muy divertido. Estaba colgado del helicóptero, haciéndose selfies y tomándonos fotos a nosotros, ¡fue una locura!", sobre el sentido aventurero de su colega.

Aunque es cierto, Tom quiso disimular la situación en la que puso su propia vida con tal de tomar el ángulo perfecto y, sin restarle importancia a lo divertido que fue, explicó que en todo momento estuvo al pendiente de su seguridad. "Simplemente quería hacer una foto diferente. Tenía mi cinturón lo suficientemente aflojado como para hacerlo. ¡Fue divertido!", contó sobre los recuerdos de Courtney.

tc3aVER GALERÍA

Tom no hizo pública ninguna de esas arriesgadas fotografías, aunque quizá lo haga en algunos años, tal como sucede con la foto de él sentado en lo más alto del Burj Khalifa, uno de los rascacielos más famosos de Dubái y el más alto del mundo, locación utilizada para Mision: Imposible - Ghost Protocol.

A las declaraciones de Courtney se unen las de la protagonista femenina de la cinta, Annabelle Wallis, quien confirmó que Tom es fan de tomarse fotos arriesgadas. "Le encantaba quitarme el celular y colgarse de cosas en situaciones peligrosas para hacerse fotos. Cada vez que no encontraba mi teléfono, pensaba: 'Dios mío, se va a matar haciendo cualquier locura'".

tczVER GALERÍA

Este detalle de la personalidad de Tom Cruise es algo que sólo sus amigos más cercanos o compañeros de trabajo conocen de él. Ante los ojos de sus fans o de la prensa, el actor de 54 años parece una persona bastante seria e involucrada sólo en sus propios asuntos. "Lo que la gente no sabe es que le encanta gastar bromas", dijo Alex Kurtzman, director de la película, quien observaba a Cruise en su faceta más espontánea. "Tuvimos que rodar unas cuantas escenas en un tanque sumergido, y Annabelle y él no paraban de jugar y echarse agua a la cara. Yo le miraba y pensaba: 'Esta no es la imagen que la gente tiene de Tom'", contó asombrado de ver a un Tom Cruise más divertido.

Más sobre