Tiger Woods ha vuelto a verse salpicado por el escándalo. El golfista fue arrestado la pasada madrugada en Florida por conducir bajo la influencia de una sustancia controlada, que el exnúmero uno del mundo atribuye al consumo de un medicamento. Tras su detención, el golfista fue puesto en libertad horas después, según confirmó la oficina del alguacil del condado Palm Beach, a 140 kilómetros al norte de Miami.

Horas después del incidente, el deportista ha hecho público un comunicado aportando su versión de los hechos. "Entiendo la gravedad de lo que hice y asumo totalmente la responsabilidad de mis acciones. Quiero que el público sepa que no hubo alcohol involucrado", ha querido aclarar. "Lo que ocurrió fue una inesperada reacción a unos medicamentos prescritos. No me di cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tanto", señala. 

tiger1VER GALERÍA

Además, Tiger Woods ha querido "pedir perdón con todo mi corazón a mi familia, amigos y a los fans. Yo también esperaba más de mí mismo. Haré todo lo que esté en mi mano para asegurarme de que esto nunca vuelva a ocurrir. He colaborado plenamente con las fuerzas del orden y me gustaría dar las gracias personalmente a los representantes del Departamento de Policía de Jupiter y la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach, por su profesionalidad", concluye.

Actualmente el deportista se encuentra en el proceso de rehabilitación de la cuarta operación de la espalda a que ha sido sometido para corregirle los fuertes dolores que sufría, y que los especialistas le realizaron hace cinco semanas.

foto1-tigerVER GALERÍA

Esta no es la primera vez que la imagen pública de Tiger Woods sufre un golpe. Muy sonados fueron los titulares que protagonizó en 2009, cuando lo que comenzó con un pequeño accidente de coche se ha convertido en uno de los mayores escándalos en aquel momento. El golfista chocó contra una boca de riego y un árbol de unos vecinos en los alrededores de su casa de Florida y fue trasladado al hospital con heridas leves.

Aunque el accidente automovilístico en sí quedó en un susto, a raíz de aquel suceso se descubrieron las múltiples infidelidades de Tiger Woods, quien incluso habló públicamente del tema: "Durante todo este tiempo he vivido una mentira continua. Intenté parar, pero no pude", reconoció en una entrevista poco después.

 Aquella situación le costó la ruptura con su entonces mujer, la modelo sueca Elin Nordegren. Firmaron el divorcio en 2010.

Más sobre