Ocho días después de sufrir una isquemia cerebral

María Teresa Campos abandona sonriente y muy agradecida el hospital

Acompañada de sus dos hijas, Carmen y Terelu, la presentadora con muy buen aspecto físico, aunque visiblemente más delgada, salió del centro por su propio pie con una gran sonrisa

María Teresa Campos acaba de recibir el alta hospitalaria tras la isquemia cerebral que sufrió el pasado 16 de mayo. Pasada la una y media de la tarde, la presentadora ha abandonado por su propio pie el hospital, la Fundación Jiménez Díaz, ocho días después de su ingreso hospitalario.  Sonriente, con muy buen aspecto físico, pero sobre todo muy agradecida, María Teresa Campos, con gafas de sol y con el ojo derecho tapado con un parche, comparecía ante los medios para dar las gracias por el apoyo recibido y el cariño con el que se le ha tratado. Del brazo de sus hijas, Terelu Campos y Camen Borrego, que no se han separado de ella en ningún momento, la popular presentadora de Qué tiempo tan feliz regresa a casa feliz y aliviada tras el gran susto vivido.

><img alt=VER GALERÍA

"No quería irme sin agradecéroslo. Sé que os habré estado fastidiando estando ahí en la puerta esperando. Daros las gracias por el interés que habéis tenido con mi persona. Y si me lo permitís quiero dar las gracias a la Fundación Jiménez Diaz, a los doctores García Herranz y Araceli Cortés, que son los neurólogos que me han atendido, y a todo el personal de la planta nueve que han sido maravillosos conmigo", ha dicho María Teresa, que quiso resaltar cómo María, su empleada del hogar, y Gustavo, su chófer de toda la vida, le salvaron la vida. “Hay algo también muy importante que os quiero decir. Cuando me sentí mal, hubo personas que me atendieron, una de ellas María. Hice una campaña sobre el ictus en Mediaset y Gustavo se dio cuenta de que yo tenía una de las cosas que dije en esa campaña. Eso fue lo que hizo que yo esté aquí hoy".  Y matizó: "Parece que no me ha pasado nada, aunque me ha pasado mucho". Y por último no quiso olvidarse de la cadena para la que trabaja: "Gracias a mis jefes, a todos, a Mediaset en general, al consejero delegado Paolo Vasile y a todos mis jefes, a todos mis compañeros y a todos mis amigos”.

Antes de partir en un vehiculo hacia su domicilio, María Teresa se emocionó: “Gracias al cariño de la gente que me ha reconfortado y me ha hecho saber lo mucho que se me quiere. Sé que una no suele salir tan arreglada de una clínica, pero lo he querido hacer para vosotros”, concluyó la presentadora.

><img alt=VER GALERÍA

Sus hijas Terelu Campos y Carmen Borrego esperaban con ansia que llegara este momento y se mostraban muy felices a la salida del centro. "Ahora lo que necesita es descanso y tranquilidad. Todo eso va a contribuir, verdad Carmen, a que ella se ponga buena lo antes posible", señaló Terelu y añadió: "Cualquier hijo se portaría como nos hemos portado nosotras con nuestra madre. Creíamos que era innecesario el mantener el secretísimo, algo que no beneficiaba a nadie y que solo daba lugar a la especulación, que es una de las mayores enemigas de nuestra profesión".

María Teresa dio muestras de poder moverse y hablar con total normalidad. La isquemia cerebral solo le ha afectado a la visión, de ahí que fuera agarrada del brazo de sus hijas. "Debe fortalecer de nuevo el nervio óptico con unos ejercicios dirigidos", contó su hija Terelu Campos. Los ejercicios para su recuperación consisten en seguir con la vista el dedo de otra persona, que dibujará un cuadrado imaginario en el aire. En total, 60 movimientos oculares que deberá realizar al menos tres veces al día. "Mi hermana y yo parecemos azafatas indicando las salidas del avión", comentó Terelu tratando de quitar hierro al asunto un día antes de reibir el alta hospitalaria.

-Terelu: 'Mi madre puede hablar y moverse, solo tiene afectada la visión'

-Carmen Borrego, sobre la decisión de no avisar a Edmundo: 'Mª Teresa es generosa en todo, pero en el amor más'

><img alt=VER GALERÍA

Han sido días de muchos nervios y tensión para la familia, sobre todo para sus hijas Terelu y Carmen, que fueron contando cómo se encontraba su madre, las recomendaciones que le daban los médicos y cómo iban ganando tranquilidad a medida que pasaba el tiempo y veían pequeños avances. En este tiempo han sido decenas los nombres reconocidos de diversos ámbitos de la sociedad los que han enviado mensajes llenos de afecto a la presentadora. Unas muestras de cariño que sus hijas también han querido agradecer en numerosas ocasiones.

Ahora María Teresa continuará su recuperación, que tal y como confesaron sus hijas señalaron que sería un proceso lento. Su hija Carmen comentó su intención, en caso de que fuera posible, de llevar a su madre a Málaga, su tierra, para que descansara y viera el mar, pero de momento ese deseo tendrá que esperar ya que tendrá que recibir un control médico exhaustivo para su total recuperación. 

Quien desconoce todo lo sucedido es Edmundo Arrocet, pareja de María Teresa, que continúa en Honduras participando en el concurso Supervivientes. Por expreso deseo de la presentadora, así lo explicaron sus hijas, no se le ha comunicado lo que pasó ni el ingreso de María Teresa, que hoy regresa a casa deseando comenzar de cero después de este gran susto que le ha hecho replantearse su vida y tomarse las cosas con más calma.

Más sobre

Read more