Alejandro Fernández se toma con humor su último concierto que se ha hecho viral

Tranquilo y con el buen sentido del humor, Alejandro Fernández ha respondido al más reciente acontecimiento viral del que es protagonista. En medio de un show en la ciudad de Puebla, el intérprete tuvo que hacer una breve pausa después de tomarse una bebida que le ofreció un integrante del público. En plena euforia del concierto El Potrillo no lo dudó y le pegó un trago a un tequila, lo que provocó que de pronto, mientras entonaba “yo sentí que mi vida se perdía en un abismo”, dejara de cantar mientras el público seguía con la letra del tema. Es entonces cuando Fernández comienza a sentir náuseas y se limpia el sudor de la cara, mientras invita a sus seguidores a seguir cantando. Un hecho que se ha convertido en viral y que ha quedado registrado en cada uno de los moviles de allí presentes.

Alejandro FernándezVER GALERÍA

Las reacciones en redes sociales fueron inmediatas y Alejandro, que según los medios mexicanos tuvo que abandonar unos minutos el escenario, volvió, visiblemente ebrio, pidiendo disculpas diciendo que el tequila “estaba muy fuerte”. Más tarde también quiso dar respuesta a lo ocurrido en las redes sociales . “¡Ah y la próxima vez que me den un Tequila en un palenque! Que sea Herradura; no un Tequila Rosa, ¿Quién tiene un Tequila rosa?”, explicó el cantante a través de su cuenta de Twitter.


El público asistente y algunos periódicos apuntan directamente a su estado de embriaguez para explicar lo sucedido. "Alejandro Fernández se presenta ebrio en el palenque y se olvida de la letra de las canciones. Pésimo audio", decía un usuario en Twitter. Este no es, sin embargo, el primer incidente con el alcohol en el que se ve envuelto. En agosto en Las Vegas se vio envuelto en otra polémica tras la difusión de una fotografía suya sin camiseta y visiblemente ebrio. "Sí, me fui de fiesta. Sí, bebí para celebrar. Y sí, dejé que me retrataran de manera ridícula en el proceso. Pero afortunadamente no hice nada que me pusiera a mí o alguien más en peligro, simplemente me comporté como una persona que estaba muy contenta y efusiva celebrando con sus amigos". explicó, no sin antes reconocer que también se sintió "profundamente avergonzado", confesó entonces en su página de Facebook. 

Más sobre