Cristina Pedroche habla sobre la última polémica en la que se ha visto envuelto Jordi Cruz, juez de Masterchef y cocinero con dos estrellas Michelin, por unas declaraciones suyas en las que defiende el aprendizaje de becarios sin remuneración en los fogones de alta cocina de su restaurante ABaC en Barcelona. Cristina Pedroche ha querido dar su visión acerca del asunto y ha hablad ode lo que ocurre en los restaurantes de su marido, David Muñoz, durante la presentación de su nuevo programa 'Dentro de', que emitirá la Sexta. "Lo primero que hay que entender es la diferencia entre ser becario y ser un ‘estagier’. Los becarios hacen las practicas de las escuelas de hosteleria, tiene un convenio que pueden venir ciertas horas a los restaurantes y, por supuesto, todo el mundo tiene que hacer sus practicas cuando termina el curso. El problema está en los ‘estagiers’, que no es un problema en sí, es que son profesionales que quieren aprender de los mejores, esta gente podría tener un sueldo elevado en cualquier restaurante, pero quieren aprender de los mejores, del taller de Can Roca, Diverxo, Martin Berasategui, Jordi Cruz...".

Cristina PedrocheVER GALERÍA

Y ha precisado: "En Diverxo no contamos con ‘estagiers’, alguna vez los hemos tenido por alguna cuestión personal, pero no tenemos. "El ‘estagier’ por supuesto está dado de alta, tiene un sueldo, más o menos, en función de las horas que pueda hacer. Lo que pasa es que los ‘estagiers’ tienen una jornada de cinco horas y claro, en cinco horas no ves todo un servicio, entonces se quieren quedar más horas, ese es el problema”.

El caso de los becarios de Jordi Cruz ha llegado a Inspección de Trabajo. El sindicato catalán Intersindical-CSC ha denunciado al cocinero tras la polémica por la situación de sus aprendices. Esa denuncia llega días después de que Cruz afirmara en El Confidencial que “si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable”. En el reportaje se aseguraba que el cocinero cuenta en cocina con 14 personas con contrato y entre 10 y 20 ‘estagiers’ según la temporada. Es decir, un 50% de aprendices, en la línea del resto de grandes cocinas.

Jordi CruzVER GALERÍA

“Aprendes de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio”, explicaba Cruz. Cuando la entrevista fue publicada la polémica estalló sobre él, recibiendo críticas y amenazas por las redes sociales que le obligaron a rectificar: “Tenemos profesionales muy bien contratados y estudiantes a los que mimamos y enseñamos con todo el cariño...¡¡¡harto de escuchar burradas!!!”, dijo el cocinero. Ahora el Sindicato quiere comprobar si los becarios están en su cocina para aprender o están trabajando.

Más sobre

Read more