Las lágrimas de Kim Kardashian al recordar el robo de París

La mujer de Kanye West ha revelado que ahora es una persona 'completamente distinta'

El pasado mes de octubre, Kim Kardashian vivió uno de los episodios más traumáticos de su vida. Durante una estancia en París, la socialité estadounidense era víctima de un importante robo a punta de pistola que ha marcado un antes y un después en su vida. Se trata del mayor robo de joyas a un particular ocurrido en Francia en más de dos décadas y cuya cuantía superaba los 9 millones de euros. Un suculento botín en el que se incluía su anillo de compromiso. La mujer de Kanye West ha ofrecido una sincera entrevista en el programa de Ellen DeGeneres donde ha hablado abiertamente sobre el tema y donde no pudo contener las lágrimas.

Después de aquel suceso, ha reconocido que no valora de igual manera los bienes materiales y señala que se  considera una "persona completamente distinta". Se muestra "agradecida" por esa llamada de atención y asegura que estaba destinada a que le pasara. "No quiero empezar a llorar, pero sé que estaba destinada a que me pasara. Siento que soy una persona distinta. No quiero llorar más", dijo emocionada. También aseguró que ahora sus dos hijos pueden ver una mejor versión de ella misma. 

kim2zVER GALERÍA

La socialité valora este robo -en el que 17 personas estuvieron involucradas- como una lección de vida. "Siento que las cosas pasan en tu vida para enseñarte cosas", dijo. A partir de entonces intenta ser más cauta y no presumir de su riqueza en las redes sociales."Por supuesto, cuando te comprometes vas a mostrar tu anillo, si consigues un coche -no importa el que sea- te sientes muy orgulloso y puedes mostrarlo en las redes sociales. No estoy aquí para mostrarme como antes. Ya no soy quien era", ha admitido.

kim3zVER GALERÍA

Kim Kardashian  ha revelado que tiene miedo a sufrir un episodio similar en el futuro y no imagina llevar joyas de nuevo. De hecho, en esta última comparecencia televisiva acudió sin joyas, y con un sencillo vestido que dejaba al descubierto sus hombros. Ahora, no sabe si se sentirá cómoda alguna vez luciendo joyas de nuevo. "Toda mi vida ha cambiado en lo que respecta a cómo viajo y a mi seguridad". Y es que se ha vuelto consciente de la importancia de la seguridad y necesita la presencia de varios guardaespaldas para  poder dormir por la noche. 

Kim Kardashian reaparece tras el susto vivido en París

¡Por fin! Kim Kardashian vuelve a las redes sociales y tiene algo que decir

La estadounidense tiene guardada en su memoria aquella noche en la que pensó que su vida corría peligro. Aseguró que rezó y pensó que iría al cielo y solo esperaba que sus hijos y su marido estuvieran bien. "Sucede muy rápido, fueron unos siete u ocho minutos de tortura, pero cuando miro hacia atrás y lo analizo, podría haber sido peor", señaló. "No eran muy agresivos, podría haber sido mucho peor, así que no quiero que suene como si no estuviera agradecida. Estoy fuera, estoy en casa, estoy a salvo. Soy una persona mejor", dijo. Asimismo reveló que los ladrones estuvieron detrás de sus pasos durante dos años. 

Más sobre