Jennifer Garner solicita el divorcio a Ben Affleck dos años después de su ruptura

A pesar de los rumores sobre una posible reconciliación, la pareja ha decidido finalmente poner punto y final a su matrimonio

Finalmente no ha habido reconciliación entre esta pareja hollywoodiense. La actriz Jennifer Garner ha pedido de manera oficial el divorcio a Ben Affleck, dos años después de que anunciasen su separación. Eso sí, lejos de existir importantes diferencias entre ambos, la pareja quiere finalizar su matrimonio de manera amistosa.

Según ha informado TMZ, los actores presentaron en conjunto los documentos legales en el Tribunal Superior de Los Ángeles, en los que solicitan la custodia compartida, tanto legal como física, de sus tres hijos - Violet, de 11 años, Seraphina, de 8, y Samuel, de 5-.

ben-affleck-y-su-familiaVER GALERÍA

El reparto de sus ganancias es algo que aún queda en el aire pero se sabe que la pareja no firmó ningún acuerdo prematrimonial antes de su enlace en 2005, por lo que los actores se repartirán al 50% las ganancias que durante estos 12 años hayan generado. El proceso, según el citad medio, podría quedar resuelto en seis meses.

Con esta noticia se esfuman definitivamente los rumores de reconciliación que en este tiempo han rodeado a la pareja. A pesar de que eran muchos los que apuntaban a los malos hábitos del actor como motivo del divorcio entre Garner y Affleck, parece que no ha sido así, pues hace solo unos días el director y actor desvelaba que había finalizado un tratamiento para tratar su alcoholismo asegurando que ahora quiere "vivir la vida al máximo" y "ser el mejor padre" posible.

jennifer-y-ben-caminan-juntosVER GALERÍA

Ben y Jennifer se dieron el 'sí, quiero' en una boda en junio de 2005 después de estar saliendo cerca de diez meses. Se conocieron rodando Pearl Harbour, en 2001, y coincidieron de nuevo en Daredevil, en 2003. Además de una pasión compartida por el cine, han reconocido en numerosas ocasiones que para ellos la familia es el pilar de su vida y lo que les anima a levantarse cada mañana. Ben declaró hace un tiempo que estaba casado con "la mejor madre del mundo", y lo reiteró tras su separación: "Eres lo más importante de mi vida". Garner, por su parte,  tampoco dudaba en declarar el mismo sentimiento hacia el padre de sus hijos. "Él es el amor de mi vida. Él es la persona más brillante en cualquier estancia, el más carismático, el más generoso".

Más sobre